Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vimianzo adjudicó contratos por 491.000 euros al hermano del alcalde

La empresa llega a facturar material y servicios por el triple del precio habitual

Al Ayuntamiento de Vimianzo (A Coruña) le sale caro el alquiler de la maquinaria de obra y la compra de cemento, pintura o tubería. Paga hasta un 165% por encima del precio del mercado en A Costa da Morte por un saco de cemento de cinco kilos, un 92% por una hora de trabajo de una grúa, o hasta un 221% por un bote de un kilo de pintura de caucho color teja del país. El suministrador de estos bienes y servicios es la empresa Manuel Rodríguez Lema, SL, propiedad del hermano del alcalde, Alejandro Rodríguez Lema. Y es la adjudicataria, desde hace siete años, del contrato anual de prestación de servicios y suministro de materiales del Ayuntamiento. Una contrata que supuso para la empresa, desde 2003 hasta este año incluido, un total de 491.000 euros.

El proceso siempre es el mismo: el Ayuntamiento licita, por concurso abierto y desde 2005 por un periodo de dos anualidades seguidas, la adjudicación de un contrato administrativo para el suministro y prestación de bienes y servicios "destinados fundamentalmente al desarrollo de las tareas propias de las cuadrillas municipales de obras". La empresa del hermano del alcalde, dedicada a edificación y obra civil, es la única que presenta una oferta y obtiene la adjudicación, un contrato por un valor de 65.000 euros anuales.

Cuando la junta de gobierno local aborda la concesión de esta contrata, el regidor, que acaba de ser expedientado y suspendido de militancia del PSOE por pedir el voto para el PP en las recientes elecciones gallegas, siempre se ausenta de la sesión "al tratarse de un expediente en el que está interesado un familiar en segundo grado".

Manuel Rodríguez Lema es el administrador único, director general y financiero además de principal accionista de la constructora que lleva su nombre. Está en litigio con el Ayuntamiento por la polémica construcción de la Casa de la Cultura, un edificio que acumula casi dos años de retraso con una desviación presupuestaria del 30%. El hermano del alcalde, que gobierna en minoría con acuerdos puntuales con los cuatro ediles del PP, también obtuvo esa obra en un concurso público y reclama en los tribunales, con el aval de concejales socialistas y populares, el pago de obra hecha al margen del proyecto.

En el caso del contrato anual de suministro de materiales y maquinaria, Rodríguez Lema, al ser el único ofertante, siempre obtuvo por unanimidad de la junta del gobierno local la adjudicación. No obstante hubo reparos el año pasado en la mesa de contratación de la que formaban parte, por primera vez, los representantes de los tres grupos políticos del Ayuntamiento y que debían decidir la concesión de este contrato de 131.000 euros para los años 2008 y 2009.

Los ediles de BNG y PP votaron en contra por dudar de que la oferta de Rodríguez Lema fuera ventajosa para las arcas municipales y considerar que el modelo de contrato dificulta que se presenten más empresas. Rodríguez Lema factura material y servicios muy encima de lo que cobran empresas de la misma zona y características. Basta con comparar la lista de precios que presentó al Ayuntamiento cuando obtuvo el contrato de 2007 con lo que cobra otra empresa de la comarca: el sobrecoste es hasta tres veces superior. El metro cúbico de arena le cuesta al Ayuntamiento, al comprárselo al hermano del alcalde, entre un 34 y un 44% más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de abril de 2009