Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primeros adioses y actos oficiales de la 'era González-Sinde'

Fue un día muy movido para la nueva ministra. En su primer acto oficial como titular de Cultura, Ángeles González-Sinde no sólo protagonizó su primer acto oficial en el ministerio, sino que también se despidió de los que hasta ahora han sido sus colegas en la Academia del Cine, y dio la bienvenida al productor Eduardo Campoy, quien ejercerá de nuevo presidente hasta junio, cuando se celebren las próximas elecciones en la institución. A todo ello se fue sumando, a lo largo de la jornada, una rica rumorología de adioses y futuros nombramientos sin confirmar.

Por la mañana, la ministra firmó un convenio que permite ampliar las ayudas para conseguir avales bancarios a todas las industrias culturales, algo que hasta ahora solo había beneficiado al sector audiovisual. El acuerdo, rubricado con el consejero delegado de Audiovisual Aval S.G.R. (Sociedad de Garantía Recíproca), Miguel Ángel Benzal, se enmarca dentro del Plan de Fomento de la Industria Cultural 2009 y consiste en subvenciones dirigidas a sufragar el coste de los avales necesarios para la obtención de préstamos que permitan la puesta en marcha de nuevos proyectos o actividades culturales.

La S.G.R., que inició su actividad hace tres años, ha aprobado 206 avales por importe de 41,2 millones de euros, lo que ha supuesto, en palabras de los responsables de la mencionada empresa, una inversión inducida de 196 millones de euros y la creación de más de 2.000 puestos de trabajo.

Esta ampliación al resto de industrias culturales busca, según el Ministerio de Cultura, paliar los efectos derivados de la crisis financiera y va dirigida en especial a las pequeñas y medianas empresas.

El primer acto público de Ángeles González-Sinde estuvo rodeado de una enorme expectación, con fotógrafos, periodistas, funcionarios y altos cargos del Ministerio, aunque ya se había advertido de que no habría declaraciones a la prensa.

Sin embargo, la ministra, a preguntas de los periodistas, aseguró con respecto a su recusación por parte de la Asociación de Internautas: "los internautas no tienen que preocuparse o tener miedo; Internet tiene una fuerza imparable y va a seguir siendo la herramienta prioritaria de difusión de la cultura y de comunicación de nuestro tiempo". González-Sinde señaló también que su prioridad no va a ser solo el cine. "Las prioridades van a ser todas las áreas del ministerio, y en concreto la promoción de la cultura y el patrimonio cultural español en el exterior", explicó.

En cuanto al futuro de los altos cargos ministeriales, lo único tangible ayer fueron las declaraciones a este diario del todavía director general del Instituto Nacional de Artes Escénicas y Musicales (INAEM), Juan Carlos Marset: "La ministra me ha pedido que por ahora siga en el cargo", informa Rosana Torres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de abril de 2009