Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los antiabortistas llevan el debate a los Parlamentos autónomos

Cinco comunidades tramitan una iniciativa popular para animar a las mujeres a culminar su embarazo - Castilla-La Mancha quiere aparcar "lo más ideológico"

El debate sobre la interrupción del embarazo no sólo se libra en al Congreso de los Diputados, sino también en los distintos Parlamentos autónomos. Cinco de ellos -Castilla-La Mancha, Madrid, Murcia y la Comunidad Valenciana- tienen en su agenda abordar leyes de "apoyo a la mujer embarazada" tras una campaña de recogida de firmas del Foro Español de la Familia.

Esta entidad conservadora diseñó hace dos años una estrategia para llevar a los 17 hemiciclos una ley que impulsara "la creación de una verdadera red de apoyo a la mujer embarazada" mediante una iniciativa legislativa popular. Para ello, a través de la Fundación Red Madre, comenzó a recabar el apoyo necesario, que oscila entre las 6.000 firmas que se requieren en La Rioja y los 75.000 que exige la ley andaluza. Hace unos meses, la entidad dirigida por Benigno Blanco -uno de los grandes adalides de la oposición a Educación para la Ciuda-danía-, ha comenzado a recoger sus frutos.

El primero fue la aprobación por parte de las Cortes de Castilla y León, con los votos del PP y el Grupo Mixto, de la iniciativa popular, que fue avalada en esta autonomía por más de 40.000 firmas. En PSOE decidió abstenerse por no contemplar, entre otras razones, la prevención de embarazos no deseados.

En otros lugares, tras conseguirse el número de firmas suficiente y pasar los trámites preceptivos, la medida ha sido rechazada. Así ha sucedido en Andalucía, Aragón y Navarra. También en Canarias, aunque en este caso no porque sus diputados se opusieran, sino porque se pretende incluir la propuesta ciudadana en la futura Ley de Igualdad que tiene pendiente elaborar el hemiciclo canario.

El texto tiene la intención de elevar a "política pública el apoyo a la mujer embarazada como compromiso solidario de toda la sociedad española" y con la recogida de firmas sus impulsores desean "una toma de conciencia de los ciudadanos sobre el drama del aborto, ayudando a superar la actual indiferencia hacia la situación de esas 100.000 mujeres que cada año se ven solas ante un embarazo imprevisto".

Recibir información

La proposición de ley por la que se establece y se regula una red de apoyo a la mujer embarazada tiene 10 artículos. En ellos se expone el derecho a recibir información sobre "cómo superar cualquier conflicto que el embarazo le pueda suponer [a la mujer]" y de "ser informada de las ayudas que puede recibir (...) para culminar su embarazo". Pero también expone la necesidad de la existencia de centros de asistencia para la gestante, de subvencionar a asociaciones que se dediquen a este tipo de ayudas o de elaborar un plan integral de apoyo -promo-ción del empleo, acceso a viviendas o campañas de comuni-cación-.

Entre las autonomías que están pendientes de debatir la iniciativa está Castilla-La Mancha, que tiene pensado seguir los pasos de Canarias. "Hemos acordado con los impulsores encajar sus pretensiones en la futura Ley de Igualdad y aparcar lo que pueda tener más de ideológico", comentó ayer a este diario el portavoz socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Santiago Moreno. En Valencia, sin embargo, el PSPV-PSOE se inclina por un voto no favorable, como apunta la diputada Consuelo Catalá: "Lo que se pide en ese texto ya se hace y creemos que su filosofía responde a otras cuestiones en contra del aborto que no se incluyen en la ley".

En la Comunidad Valenciana el PP impulsa una ley de Protección de la Maternidad y la Paternidad que va más lejos del texto del Foro de la Familia y que prevé, entre otras cosas, la movilización de voluntarios para disuadir a las mujeres de abortar.

En Cantabria se está en la fase de recogida de firmas, según informan los promotores de la iniciativa. En Asturias, Cataluña, el País Vasco, Baleares, La Rioja y Extremadura, aún no ha comenzado esta fase.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de abril de 2009