La edificación eleva el riesgo de riadas cada ocho años

Los episodios de lluvias torrenciales como las que provocaron las pavorosas inundaciones de octubre de 2007 en el río Girona incrementarán su frecuencia cada ocho o diez años por el cambio climático. Ésta fue la advertencia que lanzó el catedrático de Geografía de la Universidad de Alicante Jorge Olcina en una jornada para prevenir inundaciones celebrada ayer en Els Poblets y organizada por una plataforma vecinal.

Olcina subrayó que la nueva situación climática puede acarrear graves consecuencias en el litoral del norte de Valencia y sur de Alicante, considerado ya de "alto riesgo" por la UE porque sus condiciones geográficas lo hace proclive a grandes trombas de agua en muy poco tiempo, y por la masificación urbanística que sufre.

Otros expertos insistieron en esta línea, como el presidente del Colegio de Geógrafos de España, Antonio Prieto, quien señaló: "Debemos concienciarnos de que no es posible aprovechar cada metro cuadrado libre para construir viviendas sin pagar las consecuencias". Sin embargo, el consejero de Medio Ambiente y Urbanismo, José Ramón García Antón, discrepó: "En el Girona apenas se había urbanizado nada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 26 de marzo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50