Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El martillo volador

El informe elaborado por la Dirección General de Policía subraya que algunas lesiones sufridas por peatones y periodistas en el centro de Barcelona no fueron causadas por los antidisturbios. Los manifestantes lanzaron objetos contundentes en los alrededores de la Via Laietana e hicieron estragos, según el documento. Tal es el caso, siempre según la policía, del fotógrafo del diario ADN Guillem Valle, que resultó herido en un ojo después de que "alguien" lanzara un martillo al aire. Valle negó esa versión ayer y aseguró que vio cómo los antidisturbios se le acercaron y le golpearon.

Los Mossos también se exculpan de la agresión a un menor que estaba en Via Laietana con su familia. Según el informe, el niño echó a andar hacia atrás y, en medio del tumulto, "tropezó con una farola". Las imágenes no lo dejan claro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de marzo de 2009