Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente malgache acepta ceder el poder

El líder opositor Andry Rajoelina es el nuevo hombre fuerte de Madagascar tras la dimisión ayer del presidente del país, Marc Ravalomanana, quien entregó el poder al Ejército. Los militares dieron plenos poderes a Rajoelina, que se declaró "presidente de transición" y aseguró que convocará elecciones en un plazo de 24 meses. Se consuma así un cambio de régimen fuera de los cauces democráticos que llega tras casi cuatro meses de tensión en la calle y 135 muertos.

Rajoelina, 34 años, era un desconocido hasta que en diciembre de 2007 ganó en las urnas la alcaldía de Antananarivo. Con una campaña electoral de aire optimista, moderno y juvenil, este antiguo dj y dueño de la radio más popular de la capital logró capitalizar el descontento del voto joven ante la falta de resultados de las reformas económicas. A su favor contó con la caída de popularidad de Ravalomanana, reelegido en diciembre de 2006 pero acusado de un creciente despotismo tras comprar un avión presidencial por 46 millones de euros en un país donde el 70% de sus 20 millones de habitantes vive con menos de dos dólares al día.

La rivalidad entre ambos (que los analistas consideran más personal que política) se exacerbó en diciembre, cuando el Gobierno cerró la emisora de Rajoelina. Éste contestó lanzando a sus seguidores a la calle, en un pulso que ha puesto al país al borde de la guerra civil. Al final el Ejército, en un principio equidistante, ha inclinado la balanza en favor de Rajoelina tras tomar el lunes el palacio presidencial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de marzo de 2009