Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ritmo lento hacia los 50 millones para España

España ya supera los 46 millones de habitantes. La proyección de la ONU es que haya alcanzado los 48 antes de 2020, los 49 en 2025 y los 51 millones de personas para 2050. Como en muchos otros países occidentales, se trata de un crecimiento muy moderado y que, de hecho, sería negativo de no ser por la inmigración prevista.

La ONU prevé que la tasa neta de migración hacia España se reduzca a menos de la mitad (de 350.000 personas anuales a 147.000 en el año 2050). Pese a ello, esas tasas siguen siendo el principal componente del crecimiento poblacional. Por lo demás, la principal tendencia española también es universal y conocida: el envejecimiento de la población.

Las personas cumplen años de forma lineal, pero las poblaciones no. Cuando una población envejece, crece mucho más por las partes más viejas. Por ejemplo, la ONU prevé que el número de mayores de 60 años se triplique en el mundo de aquí a 2050. Y si los mayores de 60 se triplican, los mayores de 80 se cuadruplican. En 2050 habrá 395 millones de octogenarios, por primera vez en la historia del planeta. Y el 70% de ellos vivirá en países en desarrollo. Entretanto, la población de 31 de los países más pobres del mundo seguirá creciendo, en algunos casos (Afganistán, Níger, Somalia, Uganda) por encima del 150%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de marzo de 2009