Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las mujeres siguen teniendo peores empleos, pese a su mayor formación

El 51% de trabajadoras tiene estudios superiores, un 4% más que los hombres

Las mujeres se hallan mejor preparadas que los hombres, pero ello no se traduce ni en mejores condiciones laborales ni en una mayor presencia en los puestos directivos. Un 51% de las trabajadoras tiene educación superior, frente al 47,1% de los hombres. Sin embargo, la situación de la mujer en el mercado laboral vasco sigue siendo de precariedad, según el panorama que dibuja un estudio de CC OO presentado ayer en Bilbao.

El aspecto más positivo que refleja el estudio es que en 2008 las mujeres superaron a los varones en nuevas altas en puestos ejecutivos: 3.000 frente a 2.200. Pero, pese a ello, las féminas siguen suponiendo sólo una tercera parte del personal directivo. No es el único dato desfavorable para las trabajadoras: la brecha salarial entre sexos se ha incrementado en dos puntos desde 2007, rompiendo la tendencia a la baja de los años anteriores. En 2008, ellos ganaron un 28% más.

Ocho veces más mujeres que varores trabajan a tiempo parcial

Felisa Piedra, responsable del área de Empleo y Mujer de CCOO de Euskadi apuntó como causa la falta de conciliación entre la vida familiar y laboral que puede minar la carrera profesional de las mujeres. "Hay una serie de bonificaciones salariales que disfrutan los hombres y que las mujeres pierden al tener que entrar y salir del mercado laboral para hacerse cargo de las responsabilidades familiares", señaló.

El informe precisa también que hay ocho veces más mujeres trabajando a tiempo parcial que varones. Piedra vinculó la convergencia de las condiciones laborales de ambos sexos a que la legislación de igualdad se aplique también en la pequeña empresa: "Las firmas de más de 250 trabajadores tienen que negociar un plan de igualdad, pero en Euskadi abundan las pymes".

La dirigente sindical añadió que los actores sociales deben evitar que "la fuerte destrucción y precarización del empleo", causados por la crisis se traduzcan, además, en un retroceso en materia de igualdad. "Las mujeres no podemos ser las paganas de la crisis", aseguró la sindicalista, quien adelantó que esta exigencia estará presente en la concentración que su sindicato ha convocado el próximo viernes ante la sede de Confebask.

El estudio de CC OO, que utiliza datos del Inem y la Encuesta de Población Activa (EPA), aprecia una leve subida de la tasa de actividad de las mujeres en 2008: ha pasado de un 49,31% a un 50,36%. Este índice se sitúa aún 16 puntos por debajo que el de los hombres, pese a que, este último ha registrado un descenso interanual de dos puntos.

El paro aumentó menos entre las mujeres que entre los hombres a lo largo de 2008 -un 60% más de parados frente a un incremento de un 31% de las féminas en esta situación-. A medida que la crisis ha empezado a afectar al sector de servicios y no sólo a actividades predominantemente masculinas como la construcción, la tendencia se ha invertido: los datos de los dos primeros meses de 2009 arrojan un incremento del paro un 14% superior entre las mujeres, dejando una cifra de 59.681 paradas en febrero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de marzo de 2009