Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Internet

16.500 firmas por Emilio

La Red se moviliza por el hombre que destrozó una 'herriko taberna' - La familia desautoriza un 'blog' que reúne fondos

Nada es igual después de Internet. Miles de personas sintieron que tenían que hacer algo, por muy pequeño que fuese, tras ver a Emilio G. descargar su rabia contra la herriko taberna de Lazkao (Guipúzcoa) en represalia por los destrozos causados en su piso por una bomba de ETA. Emilio G. está imputado por un delito de daños. Mientras que en algunos foros hay mujeres que le piropean o empresarios que le ofrecen trabajo, en Facebook se han creado entorno a una decena de grupos con nombres como "Todos somos Emilio G., el justiciero de Lazkao". Los apoyos recabados en la red social tienen más valor aún que la infinidad de mensajes anónimos recibidos en webs y blogs -"cuando vaya al juzgado a declarar, deberíamos ir todos a apoyarle. Como hacen esos hijos de puta en la Audiencia Nacional", afirma alguien en el blog mimesacojea.com-. Los más de 16.500 apoyos contabilizados ayer a las 18.00 van con nombre y apellido.

La web, no obstante, tampoco es inmune a la estrategia del terror. Contactado por este periódico, el administrador de uno de los grupos de Facebook se mostró inquieto: "Por favor, no nombres ni el nombre del grupo ni el mío en la noticia". Nadie quiere destacar, por si acaso. "Cuando se me empezó a ir de las manos todo este asunto, un montón de gente empezó a decirme que cerrara el grupo, que no era seguro que saliera mi cara entre tanta gente. Así que entre todos me convencieron y, aunque no lo cerré, sí que salí de él (perdí todos los derechos de administrador) y volví a entrar como un miembro más".

La familia de Emilio, por su parte, no se ha sentido nada a gusto con algunas de las acciones llevadas a cabo supuestamente para ayudar a su hijo. Los padres del joven quieren desautorizar al blog justicierolazkao.blogspot.com, que lleva varios días afirmando recaudar fondos para ayudar a Emilio a reparar los desperfectos ocasionados por la bomba que destrozó la Casa del Pueblo de Lazkao (Guipúzcoa). Los daños por atentados terroristas siempre son asumidos por el Consorcio de Compensación de Seguros. "Llevamos más de 5.000 euros recaudados para él, y eso que no he podido contarlo todo hoy [por ayer]", afirmó a este periódico el creador de la web, que no ha querido revelar su identidad en ningún momento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 2009