Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La resaca de la gran noche del cine

Hollywood baila al son de Penélope

La actriz española y el anfitrión de la gala, Hugh Jackman, triunfan en los Oscar

En un pasillo del teatro Kodak, rodeada de fotógrafos de la organización, Penélope Cruz rompió a llorar. Toda la emoción contenida de una semana de promoción pre Oscar, de aguantar nervios que comenzaron a aflorar en la alfombra roja, y de mantener controlada la conmoción que vivió en el escenario de la gala con la estatuilla en la mano... todos esos sentimientos salieron a flote y la madrileña de 34 años, la primera actriz española en obtener el galardón, decidió liberar la tensión.

"Lo necesitaba para pasar la noche. Es que todavía no me lo creo. El momento de presentación de las cinco actrices ha sido precioso, pero largo, y el corazón me iba a mil por hora. Cuando Tilda Swinton me miró tras abrir el sobre, en ese momento mágico fue cuando pensé que me iba a caer redonda", contó.

"El corazón me iba a mil por hora, creí que me iba a caer redonda" (Cruz)

El galán australiano convirtió la noche del cine en una sucursal de Broadway

En aquel pasillo también debió de recordar a un policía que la semana pasada en Madrid, y mientras Cruz cruzaba la ciudad en coche justo antes de viajar a Los Ángeles, le gritó: "¡Tráenos el Oscar!". O en las noches de vigilia para ver la ceremonia de los Oscar en Alcobendas su ciudad natal, que acaba de confesar en su discurso de agradecimiento: "Pasé allí mucho tiempo: la primera casa, mi primer colegio, mi primera escuela de ballet... Allí también trabajaban mis padres. No tenía muy claro si iba a hablar de Alcobendas en el discurso. Pero tuve que hacerlo".

Los recuerdos infantiles de Penélope Cruz son muy parecidos a los de su amiga Kate Winslet, mejor actriz por The reader. Winslet, que se apuntó al posible desmayo de Penélope al inicio de su agradecimiento, llevaba años "ensayando la cara de perdedora

[era su sexta candidatura]", antes de comentar que su discurso había empezado a prepararlo en el baño de su casa con ocho años, un bote de champú y mucha imaginación. Sean Penn, mejor actor por Mi nombre es Harvey Milk, prefirió centrarse en sus amigos, en la vergüenza que suponía la prohibición de los matrimonios homosexuales en California y en homenajear a su rival y colega Mickey Rourke, renacido de sus cenizas con El luchador.

La cuarta candidatura interpretativa recayó en Heath Ledger, el Joker de El caballero oscuro. Con la sala puesta en pie en tributo al fallecido actor australiano, sus padres y su hermana agradecieron el premio, que pasará a manos de Matilda, la hija de tres años de Ledger. "La estatuilla estará donde ella esté".

Todos ellos quedaron casi eclipsados por la bacanal musical de Hugh Jackman, que transformó el escenario del teatro Kodak, ornamentado con 92.000 cristales swarovski, en una sucursal de Broadway. La prensa estadounidense no se pone de acuerdo sobre si el show fue acertado o no, pero la audiencia televisiva ha subido un 6%.

Slumdog millionaire, gran triunfadora de la noche, estuvo a punto de no ser distribuida y quedar sólo para el mercado de DVD, pero la rápida intervención de la productora y distribuidora Fox Searchlight -responsables años anteriores de Pequeña Miss Sunshine y Juno-, han dado un final de cuento de hadas a un drama amoroso que se desarrolla entre el concurso de televisión ¿Quién quiere ser millonario? y la miseria de las calles de Bombay.

Se cumplió lo que la alfombra roja ya había presagiado: que la gran familia del cine iba a honrar a Slumdog millionaire y a la madrileña. Allí mismo alabaron su trabajo desde sus rivales a compañeros como Ben Kingsley y Sofía Loren, amigas como Kate Winslet, el distribuidor en Estados Unidos de Vicky Cristina Barcelona, Harvey Weinstein, el modisto Valentino o el tenor Plácido Domingo. Por si quedaban dudas, Angelina Jolie paró para confesar: "Quiero trabajar con ella". En el escenario del Kodak, poco antes de obtener el premio, Anjelica Huston le dedicó el halago final: "Bajo tu belleza se esconde el alma de una auténtica cometa".

El año que viene, con Los abrazos rotos, de Pedro Almodóvar, y Nine, de Rob Marshall, Penélope Cruz podría seguir la racha española que empezó Javier Bardem en la pasada edición con No es país para viejos. Y en Alcobendas, mientras, alguna niña soñará despierta a las cinco de la madrugada.

Las principales recompensas

- Película: Slumdog Millionaire (Celador Films / Fox Searchlight / Warner Independent).

- Director: Danny Boyle por Slumdog Millionaire.

- Actor: Sean Penn por Mi nombre es Harvey Milk.

- Actriz: Kate Winslet por El lector.

- Actor de reparto: Heath Ledger por El caballero oscuro (a título póstumo).

- Actriz de reparto: Penélope Cruz por Vicky Cristina Barcelona.

- Película en lengua no inglesa: Okuribito (Salidas). Japón.

- Guión adaptado: Simon Beaufoy por Slumdog Millionaire.

- Guión original:Dustin Lance Black por Mi nombre es Harvey Milk.

- Película de animación: Wall-E, de A. Stanton.

- Dirección artística: Donald G. Burt y V. J. Zolfo por El curioso caso de Benjamin Button.

- Fotografía: Anthony Dod Mantle por Slumdog Millionaire.

- Vestuario: Michael O'Connor por La duquesa.

- Película documental: Man on Wire, dirigido por James Marsh y Simon Chinn.

- Montaje: Chris Dickens por Slumdog Millionaire.

- Maquillaje: Greg Cannom por El curioso caso de Benjamin Button.

- Banda sonora original: A. R. Rahman por Slumdog Millionaire.

- Canción original: Jai Ho, de Slumdog Millionaire.

- Corto de acción: Spielzeugland. Jochen Alexander Freydank.

- Efectos visuales: E. Barba, S. Preeg, B. Dalton y C. Barron, Slumdog Millionaire.

- Premio humanitario Jean Hersholt. Jerry Lewis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de febrero de 2009

Fe de errores
En este artículo se mencionaba por error el verbo "premonizar", que no existe, en lugar de "presagiar", en la oración: "Se cumplió lo que la alfombra roja ya había presagiado".

Más información