Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez indaga el entorno de Matas por una obra cuyo coste se duplicó

Policías especializados en delitos informáticos efectuaron una copia y vaciado parcial del disco histórico del servidor de correo de Internet de cuando Jaume Matas (PP) era presidente de Baleares (2003-2007). Los agentes tratan de rastrear el tráfico de e-mail desde al menos una dirección general del entorno de Matas, dentro de la investigación sobre posibles delitos de prevaricación, cohecho y malversación en el proceso de construcción del velódromo Palma-Arena. El coste de esta obra se disparó desde los 48 millones de euros del concurso hasta los 110 millones.

La Fiscalía Anticorrupción supone que en ese descuadre se ocultan supuestos desvíos de fondos a fines distintos de los oficiales. Anticorrupción presentó meses atrás una querella criminal sobre el caso que instruye, bajo secreto sumarial, el juez José Castro en colaboración con los fiscales Pedro Horrach y Juan Carrau.

Matas organizó un consorcio para la construcción del velódromo de Palma, una entidad integrada por los máximos cargos del Gobierno balear, el Ayuntamiento de Palma y el Consell de Mallorca (bajo control del PP) y de manera simultánea se operó desde una fundación con gestores y políticos de su confianza. El equipo de arquitectos que, por decisión de Matas, culminó la obra percibió 8,9 millones de euros. A la vez levantaron la nueva sede del PP de Palma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de febrero de 2009