Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kodak, Starbucks, Ford y AOL se suman a la oleada de despidos por la crisis

Las cuatro firmas recortan sus plantillas en 13.100 puestos

La hemorragia de empleos en Estados Unidos no tiene fin. A las masivas olas de despidos anunciadas a comienzos de la semana por Caterpillar, Pfizer, Sprint-Nextel y Boeing, se le sumaron ayer otros símbolos globales del universo corporativo estadounidense: el gigante de la fotografía Eastman Kodak, la cadena de cafeterías Starbucks, la puntocom AOL y la automovilística Ford Motor. En conjunto, más de 13.000 despidos.

La espiral de recortes arrancó en diciembre, conforme las compañías fueron cerrando las cuentas del año y se preparaban para afrontar una recesión que ya se asume será más severa y prolongada de lo que se pensaba. Para reducir costes y adaptarse a un mercado adverso, las grandes multinacionales estadounidenses anunciaron esta semana despidos próximos a los 80.000 empleos.

Ford ha presentado los peores resultados de sus 105 años de historia

Kodak tiene planes para despedir hasta 4.500 empleados a lo largo del año, el equivalente al 18% de la plantilla global. La compañía dirigida por Antonio Pérez está en mutación para adaptarse a la nueva realidad tecnológica. Pero la crisis no perdona. Kodak contabilizó pérdidas de 137 millones de dólares en el trimestre, tras sufrir una caída del 24% en las ventas."La segunda mitad de 2008 fue una de las más complejas que hemos visto en décadas", afirma Pérez. La caída de la demanda de los productos electrónicos, como las cámaras de foto e impresoras, no es el único problema. Al igual que Caterpillar y Boeing, el repunte del dólar le penaliza.

La crisis también está provocando que hasta un simple café sea un lujo para algunos. Y esto se tradujo en el caso de Starbucks en una caída del beneficio del 69% en el trimestre, hasta los 64,3 millones. En sus locales en California, Nevada, Arizona, Georgia y Florida, las regiones más castigadas por la crisis inmobiliaria, las ventas de cafés cayeron un 30%.

Este deterioro del mercado, y la competencia creciente de McDonalds y Dunkin Donuts, llevó a la compañía a anunciar una nueva tanda de despidos, con el que busca acelerar el proceso de transformación de la cadena. La compañía se deshace de 6.700 empleos, por el cierre de 300 locales. En total, Starbucks va a cerrar casi un millar de establecimientos, la mayoría en EE UU.

Ford presentó ayer los peores resultados en sus 105 años de existencia y anunció el despido de 1.200 empleados. La casa automovilística cerró 2008 con unas pérdidas por valor de 14.600 millones de dólares, tras dejarse 5.900 millones en el cuatro trimestre.

A pesar de ello, no tiene intención de solicitar ayuda al Tesoro. La compañía dispone de 24.000 millones de liquidez, de los cuales 13.000 millones son en efectivo. Es más, espera que la situación financiera del grupo vaya mejorando conforme se estabilice la economía. El problema es que el pasado trimestre quemó 5.500 millones. La lista negra de otro día aciago la sigue AOL, filial de Internet del conglomerado de medios Time Warner, que con 700 despidos se desprende del 10% de la plantilla. La japonesa Toshiba también anunció ayer 4.500 despidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de enero de 2009