Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los efectos de la crisis

Nec despedirá a 20.000 trabajadores y estudia fabricar chips junto a Toshiba

El gigante japonés se convierte en la multinacional de la electrónica que más tirará de tijera frente a la crisis. -El holandés Dexia prescinde de 900 empleados

El frenazo de las ventas provocada por la crisis internacional está obligando a los fabricantes japoneses de componentes a ajustar plantilla y buscar alianzas con sus hasta ahora principales competidores para superar las turbulencias. Ante este panorama, Nec, que hace apenas dos días anunció que despediría a 9.450 empleados en todo el mundo, ha ampliado hoy este recorte a 20.000, según informan fuentes de la compañía líder en la fabricación de ordenadores personales de Japón.

Con esta regulación, Nec asciende al podium de las multinacionales ajenas al sector financiero que más van a tirar de tijera para afrontar la crisis sólo por detrás de Hewlett-Packard y Caterpillar. Por otra parte, el diario nipón añade que Nec está estudiando aliarse con su rival Toshiba, otro gigante que ayer anunció que prescindirá de 4.500 trabajadores, para fabricar chips, mercado en el que es la tercera compañía del país.

Los recortes de plantilla se harán efectivos durante este año y hasta finales del próximo ejercicio fiscal, que concluye en marzo de 2010. Un portavoz de NEC ha explciado que el 60% de los despidos será fuera de Japón y el restante 40% dentro del país, y que afectarán a partes iguales a trabajadores fijos y temporales de la empresa. Por su parte, los directivos no recibirán sus primas anuales y el presidente se reducirá a la mitad su salario. Este fabricante japonés, que tiene una plantilla total de 153.922 empleados, cuenta con instalaciones en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Venezuela y España, entre otros.

Primeras pérdidas en tres años

La causa de este cambio de política de Nec está en que la multinacional prevé registrar sus primeros números rojos en tres años, concretamente de 290.000 millones de yenes (2.523 millones de euros) al cierre de su ejercicio fiscal 2008/09. Estas pérdidas han estado fuertemente condicionadas por el resultado negativo de 129.000 millones de yenes (1.121 millones de euros) en los nueve primeros meses de su ejercicio, multiplicando por trece las pérdidas del mismo periodo del año anterior. Asimismo, su cifra de negocio retrocedió un 3,7%, hasta 3 billones de yenes (26.081 millones de euros) lastrado por la caída de las ventas de pantallas planas de televisión, cámaras y teléfonos móviles.

También el grupo industrial japonés Hitachi ha revisado hoy a la baja y de manera drástica sus previsiones de resultados para el ejercicio fiscal 2008/09, que concluye el próximo 31 de marzo, que ahora espera cerrar con pérdidas de 700.000 millones de yenes (6.093 millones de euros) por lo que ha anunciado un recorte de plantilla que afectará a 7.000 trabajadores.

Aparte de la electrónica, el sector de las cuatro ruedas japonés también atraviesa problemas, aunque no tan dramáticos como los de sus rivales estadounidenses . Hoy, Honda ha anunciado que cierra la planta de turismos que tiene en el Reino Unido durante un período de cuatro meses, lo que afectará a unos 3.000 de sus 4.200 trabajadores de plantilla. Los empleados recibirán sus sueldos completos durante los dos primeros meses, pero sólo el 60% a partir de entonces.

La empresa, que comenzará este otoño la producción del modelo Jazz, se ha comprometido a no llevar a cabo despidos. Sin embargo, según informa la BBC, más de un millar de sus trabajaores han firmado un acuerdo para dejar la empresa previa indemnización. En cuanto a sus resultados, Honda ha ganado un 44% menos en los 9 primeros meses del ejercicio, también su primer descenso en tres años, y ha rebajado en un 57% su previsión de beneficio por la fluctuación del yen, el programa de recorte de gastos y la caída de ventas, de un 5,1%.

Dexia también tira de tijera

Fuera de Japón, el banco franco-belga Dexia ha anunciado también hoy que suprimirá un total de 900 puestos de trabajo tras registrar unas pérdidas netas de 3.000 millones de euros en 2008. Sólo durante el cuarto trimestre del año pasado, la entidad perdió un total de 2.300 millones de euros, de los cuales 1.700 millones corresponden a la venta de las actividades de seguros de su filial norteamericana FSA.

Como parte de su plan de reestructuración para hacer frente a la crisis, el banco anunció que en 2009 eliminará un total de 900 puestos de trabajo a tiempo completo. El recorte se discutirá con los sindicatos y cada salida se beneficiará "de medidas de acompañamiento y seguimiento específias", según afirma Dexia en un comunicado.

Japón afronta su peor recesión desde la II Guerra Mundial

Con la mayor subida del paro en 42 años, el hundimiento de la producción industrial a nivel récord y la deflación como un riesgo real, Japón se encamina a una profunda recesión, quizá la peor desde el final de la II Guerra Mundial. El Gobierno nipón ha dado hoy a conocer datos muy desalentadores de producción industrial, desempleo, IPC y gasto de los hogares, peores de lo previsto, para una economía que ya está oficialmente en recesión y a la que se auguran tiempos todavía más difíciles.

Especialmente el resultado de la producción industrial, una caída del 9,6% -la mayor desde 1953-, augura malos tiempos pues significa que las fábricas niponas recortarán aún más su producción, con el consiguiente efecto en el crecimiento económico y el empleo. Para enero, el Gobierno prevé una caída del 9,1% de la producción industrial y algo menos, el 4,7%, para febrero.

La crisis global ha frenado las exportaciones de los gigantes nipones de la electrónica y el motor, que día tras día deciden recortes de producción y de empleo, como Nec o Toshiba. El paro, de hecho, se situó en diciembre en Japón en el 4,4%, un índice bajo en comparación con países europeos como España pero relevante pues ese mes subió nada menos que medio punto, el mayor repunte desde marzo de 1967.

Más información