Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La nueva Casa Blanca

La crisis afectará a las misiones de paz, alertan los expertos

John Chipman, director del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS en sus siglas en inglés) pronosticó ayer que las estrecheces presupuestarias que traerá la crisis afectarán a las futuras misiones de paz. Chipman realizó esta afirmación en la presentación del tradicional Balance Militar que cada año hace público este centro de estudios desde los tiempos de la guerra fría. El informe hace especial hincapié en el deterioro de la situación en Afganistán, que podría impedir la celebración de las elecciones presidenciales.

Según Chipman, los actuales presupuestos militares no van a ser recortados pues provocaría un aumento adicional del desempleo en las grandes potencias, pero "habrá más disciplina" al analizar las peticiones de nuevos recursos en los actuales despliegues.

Los recortes vendrán después, cuando los Gobiernos tengan que destinar enormes recursos a reducir los déficits públicos que están generando ahora para combatir la crisis. Las misiones de paz pueden ser entonces las grandes afectadas, por lo que "la diplomacia creativa debe ser un componente aún mayor de una buena estrategia".

Empeora Afganistán

En línea con las advertencias de otros institutos, como el Consejo Internacional de Seguridad y Desarrollo (conocido en el pasado como el Senlis Council), el IISS alertó del deterioro de la situación en Afganistán, una de las prioridades de la política exterior del nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama. "La insurgencia liderada por los talibanes continuó creciendo y extendiéndose a nuevas áreas en 2008", dice el Balance Militar.

"Las tensiones en el seno de la OTAN sobre los objetivos de su misión han socavado la efectividad" de la misma, admite el texto. Dados los actuales niveles de violencia y el escaso control que tiene el Gobierno en amplias zonas del país, "es posible que no se puedan celebrar las elecciones presidenciales o que no se alcance el mínimo de participación necesario", advirtió Chipman.

Como siempre, el informe efectúa un repaso a los conflictos mundiales, desde Irak y el citado Afganistán a la creciente tensión entre India y Pakistán tras los atentados de Bombay, las permanentes guerras en África, el enrarecimiento del conflicto palestino tras la invasión de la franja de Gaza por el Ejército israelí, o el problema nuclear de Irán. Y dedica un capítulo específico a la creciente tensión que emana de la actividad de grupos no estatales, desde Al Qaeda a los salafistas, el narcotráfico, la mafia y la camorra, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) colombianas, etcétera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de enero de 2009