Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castilla y León concede la televisión autonómica a Méndez Pozo y Ulibarri

Castilla y León abre paso a la televisión autonómica tras la adjudicación a una sociedad privada de dos canales que emitirán en digital terrestre, después de su tradicional rechazo a la implantación de una televisión pública, como han hecho otras comunidades desde 1983. El Ejecutivo que preside Juan Vicente Herrera, del PP, ha adjudicado dos canales de TDT a una sociedad participada al 50% por Canal 4 Castilla y León y Televisión Castilla y León, las dos cadenas de televisión regional privadas que emiten en analógico, a través de una red de cerca de 30 emisoras, presididas por los empresarios Antonio Miguel Méndez Pozo y José Luis Ulibarri, respectivamente.

Uno de los primeros acuerdos de la sociedad ha sido la del nombramiento de un director general de consenso, que no procede de ninguna de las dos empresas. Se trata del periodista leonés Oscar Campillo Madrigal, de 47 años, hasta ahora director de El Mundo de Valladolid y de El Mundo de Castilla y León, autor de dos libros biográficos sobre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Según el consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, aunque la sociedad tiene plazo para iniciar sus emisiones hasta el próximo otoño, las empresas que la conforman tienen recursos suficientes para poder anticiparse a las previsiones. Al concurso, entendido por el Gobierno de Herrera como un paso decisivo en la configuración del mapa de medios audiovisuales de esta comunidad, también se presentó Kiss TV, presidida por el empresario asturiano Blas Herrero.

La resolución contempla la explotación de dos canales de televisión por un periodo de 10 años, prorrogables. Uno de ellos emitirá las 24 horas del día un canal íntegramente autonómico, mientras que el otro albergará una oferta regional con desconexiones provinciales, sin que se permita la emisión de contenidos de forma simultánea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de enero de 2009