Reportaje:

¿Sigue vivo Elmyr de Hory?

Reeditada la biografía del falsificador que inspiró a Orson Welles

Elmyr de Hory, el gran falsificador en el que Orson Welles basó su película F de Fraude, se suicidó en la isla de Ibiza en 1976 antes de ser extraditado a Francia, donde iba a ser juzgado por estafa. O no. El escritor Clifford Irving ha añadido a ¡Fraude!, la biografía en la que se basó el filme, un nuevo capítulo en el que recoge, como si de Elvis se tratara, testimonios que aseguran haber visto a Hory en las playas de Australia retozando con nuevos amantes y pintando cuadros que seguirían engrosando los fondos de las colecciones de medio mundo.

El libro que escribió Irving en 1969 estaba descatalogado hace tiempo, pero ahora Norma Editorial lo ha reeditado y estará a la venta en febrero. Rafael Martínez, el responsable de este sello vinculado principalmente con el mundo del cómic, lo publica porque "siempre he admirado la valentía de Hory por conseguir engañar al colectivo de los galeristas, que se creen muy listos". "Es como una venganza", afirma Martínez, que desde hace dos años es uno de ellos al ser propietario de la galería Montcada, situada en la calle del mismo nombre, junto al museo Picasso de Barcelona.

A finales de los años sesenta los periódicos se hicieron eco de la noticia. Elmyr de Hory, un noble húngaro venido a menos que vivía en Ibiza desde hacía 16 años, era el responsable del mayor fraude de la historia del arte, ya que había vendido más de 1.000 obras falsas de pintores de la talla de Picasso, Matisse, Renoir, Modigliani, Toulouse-Lautrec, Gauguin o Chagall. Hory no copiaba los cuadros de estos grandes pintores, sino que creaba obras nuevas imitando el estilo, el trazo, la pincelada, el gesto pictórico y los temas de cada uno de ellos. Con sus obras consiguió engañar a todos, a artistas como Picasso, que consideró como suya una de las falsificaciones de Elmyr, a museos, a galerías de arte y a coleccionistas de todo el mundo, que compraron las obras durante 30 años. El engaño se desenmascaró cuando se publicó la obra de Irving donde se contaba la vida del pintor falsificador.

Este escritor protagonizó también una gran polémica. Escribió una biografía falsa de Howard Hughes que el magnate desmintió en 1972 desde su retiro. La justicia lo acusó de fraude y le condenó a pasar 17 meses en la cárcel. En 2006 con esta historia se rodó la película La gran estafa, con Richard Gere en el papel de Irving,

Coincidiendo con la reedición del libro, la galería de Martínez ha encargado a 12 artistas la realización de obras a partir de pintores consagrados como Caravaggio, Rousseau, Monet, Gris, Gauguin, Hopper o Bacon, y ha organizado la exposición Pequeñas imposturas. Junto a estas obras, en la galería se venden dos pequeños dibujos firmados por el propio Elmyr de Hory inspiradas en Matisse y Picasso que, curiosamente, cotizan por debajo del resto de las pinturas expuestas.

Sobre la firma

José Ángel Montañés

Redactor de Cultura de EL PAÍS en Cataluña, donde hace el seguimiento de los temas de Arte y Patrimonio. Es licenciado en Prehistoria e Historia Antigua y diplomado en Restauración de Bienes Culturales y autor de libros como 'El niño secreto de los Dalí', publicado en 2020.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS