Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los efectos del temporal

Las principales capitales activan planes de emergencia para los 'sin techo'

Una indigente muere en plena calle en Barcelona durante la ola de frío

Una indigente murió durante la madrugada de ayer en Barcelona cerca de la Estación del Norte, en el distrito de Sant Martí. Los Mossos d'Esquadra hallaron por la mañana el cuerpo de la mujer, Rose T. C., de 46 años. A la espera de lo que determine la autopsia, la muerte se produjo con los termómetros marcando cero grados a medianoche.

El Ayuntamiento de Barcelona ha activado el plan de emergencia por el frío las noches del 6, 7 y 8 de enero, días en los que se ha dado cobijo a 188 indigentes que habitualmente pernoctan en la calle, precisamente para evitar la desgracia de ayer. En la primera noche, 52 indigentes ingresaron en los centros de acogida barceloneses ubicados en instalaciones habilitadas en las áreas de Nou Barris, Cister, Meridiana y Zona Franca, mientras que 43 personas lo hicieron en la segunda. La noche del 8 al 9 de enero también se habilitó el Pabellón de Mar Bella y un total de 93 indigentes fueron acogidos.

Se estima que cerca de 2.000 personas no tienen techo para cobijarse en Barcelona. De ellas, aproximadamente unas 900 duermen en la calle y 955 lo hacen en albergues, pensiones y pisos de la red asistencial de Barcelona, según un estudio efectuado a partir de un recuento de indigentes que dormían en las calles de la ciudad.

La operación Frío Emergencia es un dispositivo conjunto del Ayuntamiento de Barcelona y de la Cruz Roja que se activa las noches en que se esperan temperaturas inferiores a los cero grados. Los profesionales y voluntarios que integran los equipos de emergencia patrullan la ciudad y ofrecen a los indigentes la posibilidad de alojarse en centros de acogida.

En Madrid, Cáritas Española advirtió de que sus albergues están llenos desde hace meses "por la crisis económica". La ONG explicó a Europa Press que el temporal está agravando "aún más" la situación "ya muy grave" de las personas sin hogar. La red nacional de Cáritas cuenta en la actualidad, con unos 65.000 voluntarios.

También los responsables del Programa Integral San Vicente de Paúl están teniendo muchos problemas para acoger a los sin techo durante la oleada de frío porque también están atendiendo a muchas personas por la crisis.

El Ayuntamiento de Madrid ha reforzado con 300 nuevas plazas los albergues municipales para indigentes en su Campaña municipal contra el Frío. También se han abierto durante el día centros que normalmente sólo se abren de noche. Esas 300 nuevas plazas del plan de emergencia se suman a las 1.302 de la Red estable disponibles durante disponibles durante todo el año y a las 357 de la Campaña de Frío, que se mantienen entre el 25 de noviembre y el 30 de marzo.

Según datos del Ayuntamiento, el nivel de ocupación de los últimos diez días se ha situado entre el 95% y el 97%, lo que ha supuesto contar con una media de 50 plazas vacantes todos los días. A todas las personas que acudan a estos dispositivos se les facilita la manutención.

En Andalucía, las personas sin hogar se cobijaron en los albergues municipales. El Ayuntamiento de Sevilla atendió a más de 160 personas gracias a un dispositivo especial. En la capital andaluza 33 personas se vieron afectadas por la bajada de temperaturas, y el servicio 112 localizó a una persona con hipotermia y recogió a otros indigentes que dormían en plazas de la ciudad. En Granada se habilitaron 12 plazas más de las 80 habituales, en Málaga las plazas libres del albergue municipal pasaron de 20 a 3.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de enero de 2009