Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los grupos de galaxias confirman la energía oscura

Las observaciones del 'Chandra' siguen dando la razón a Einstein

La existencia de la misteriosa energía oscura, que acelera la expansión del Universo y supone alrededor del 72% de la masa y energía totales, ha recibido un espaldarazo importante con los resultados obtenidos por el telescopio espacial Chandra. Los astrónomos esta vez no han medido distancias a supernovas o a grupos de galaxias para detectar la influencia de la energía oscura, como han hecho hasta ahora, sino que han visto, observando el gas caliente a través de los rayos X, cómo han cambiado el número y la masa de los cúmulos de galaxias a lo largo del tiempo.

Sobre un solo cielo a observar se recorre la historia del cosmos, dado que la luz de cada objeto tarda un tiempo en llegar, proporcional a su distancia, y nos hace verlo como era cuando salió de éste. Lo que han visto los astrónomos al recontar los cúmulos recientes y de hace 5.000 millones de años es que la energía oscura, que actúa como una gravedad repulsiva, está frenando el crecimiento de estas estructuras, que se nutren de materia muy lejana. Llega un momento en que la atracción de la gravedad no puede con el estiramiento del espacio causado por la energía oscura, explica la NASA, y se frena la evolución de la materia visible en el Universo.

Una conclusión de este estudio es que Einstein tenía razón, aunque sólo por ahora. Tenía razón en que la relatividad general funciona a grandes escalas y en que era necesaria una constante cosmológica en las ecuaciones (aunque luego la desechara).

"Combinando todos los datos tenemos la mejor prueba de que la energía oscura es la constante cosmológica, o, en otras palabras, que 'la nada pesa algo", ha dicho Alexey Vikhlinin, del Observatorio Astrofísico Smithsonian (EE UU), que ha dirigido el estudio. Lo de la nada se refiere a que la energía oscura sería la energía del vacío, posiblemente un campo de partículas muy ligeras en un estado inestable, residuo de la situación en el universo justo después de la Gran Explosión inicial. En ese caso, cuando todas las partículas se conviertan en materia el universo dejará de ir acelerado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de diciembre de 2008