Reportaje:

Los guionistas escriben una de guerra

Los autores de cine y televisión claman contra una Ley del Cine ante la que se ven maltratados - El colectivo no descarta ir a la huelga, como sucedió en EE UU

El espejismo de la paz apenas ha durado 24 horas. Cuando el viernes el Consejo de Ministros aprobó el reglamento de la Ley del Cine, parecía que se cerraba el capítulo de la discordia y se abría una nueva senda lejos de los enfrentamientos, las acusaciones y la guerra sin cuartel que ha vivido la industria cinematográfica desde que, hace ya ahora dos años, se presentó el proyecto de este nuevo texto legal. Pero los guionistas, que se sienten menospreciados por la ley, han abierto un nuevo frente y han anunciado que no descartan ir a la huelga.

"Hemos sido pacientes, pero ya nos hemos cansado de verdad, hemos asistido y participado a todas las reuniones que nos han convocado y no ha servido para nada. Es como si no existiéramos. Es alucinante que un Gobierno socialista y un ministro socialista hagan caso omiso de un colectivo como los guionistas", aseguró ayer a este periódico el realizador y guionista Agustín Díaz Yanes, presidente de la asociación Autores Literarios de Medios Audiovisuales (ALMA), tras la asamblea celebrada por este sindicato el pasado sábado en el cine Doré de Madrid, y que agrupa a más de 300 afiliados.

Díaz Yanes: "Hemos sido pacientes, pero ya nos hemos cansado de verdad"
Borja Cobeaga: "Lo peor es la becarización de los guionistas"

Más información

Este viernes, la junta directiva de ALMA aprobará la redacción de una carta de protesta que será enviada al ministro de Cultura, César Antonio Molina, por lo que consideran "una marginación absoluta de los autores en una ley que pretendía articular la relación entre los distintos agentes que operan en el sector".

Díaz Yanes no podía ayer ocultar su enfado y su desánimo. Él, que se considera "un fiel votante socialista", dice estar harto: "Los productores y el Ministerio de Cultura se han guisado sus leyes y a nosotros nos han ignorado. Hemos sido espectadores pasivos de la ley, meros oyentes. Los productores no son los únicos importantes. Nosotros representamos a un colectivo de mucha gente, pero ha quedado claro que a Cultura las organizaciones sociales le importan un carajo. Las asociaciones están para algo, tenemos derecho a ser atendidos. No sé si esto acabará en conflicto, pero lo que está claro es que estamos cansados", explicó el director de Solo quiero caminar, que preside desde hace cinco años ALMA, tras recalcar que los guionistas no pretenden en absoluto que el Estado les dé "becas o subvenciones".

Las reivindicaciones de los guionistas vienen de lejos y volvieron a debatirse de nuevo el sábado en la asamblea. Los bajos salarios, las condiciones laborales irregulares y los contratos abusivos son algunos de los problemas a los que se enfrenta este colectivo de trabajadores. "La situación de los guionistas es lamentable", denuncia Antonio Ojeda, miembro de la junta directiva de ALMA, que explica que una gran mayoría de este colectivo se ve obligada a firmar unos contratos abusivos en los que se ceden a los productores los derechos de autor, por lo que no cobran ni siquiera por la explotación comercial de los DVD.

Uno de los autores de los guiones de la serie Aida, que no quiere dar su nombre por miedo a represalias, asegura que son "ignorados" constantemente por los productores. "Es la ley de la selva, no existe una política, cuando además hay que tener en cuenta que se hace un volumen de negocios considerable sobre la base de nuestro trabajo". Borja Cobeaga, ex guionista de Vaya semanita o Gran Hermano, denuncia que "lo peor es la becarización; como haces un trabajo que mola te tratan peor que a un becario", informa Gregorio Belinchón.

Los guionistas han visto cómo sus dos principales demandas, la de estar presente en las comisiones de Cultura que deciden las ayudas o las subvenciones y la de realizar un registro de las productoras que sean morosas -con el fin de que no puedan acceder a subvenciones en caso de que se presenten bajo otras titularidades- han sido rechazadas. Antonio Ojeda lamenta que no se ha tenido en cuenta la creación del registro que ellos venían reclamando."Hay que impedir los trucos de algunas productoras", añade.

En el caldeado ambiente que se vivió el sábado en el cine Doré, se habló de huelga. "Ahora no tenemos capacidad para llevar a cabo una al estilo de nuestros colegas de Hollywood el año pasado, pero no la descartamos en absoluto. Si esto continúa así, la habrá", advierte Ojeda.

Fernando Lara, director del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA), tras reconocer los problemas "serios" que atenazan a los guionistas, rechazó sin embargo que la ley olvide a este colectivo y aseguró que del segundo borrador y definitivo del decreto, enviado a finales de julio, no se ha recibido en el ministerio ninguna alegación por parte de este colectivo, aunque sí del primero. "Ni los hemos ignorado, ni discriminado . Yo estaré encantado de reunirme con ellos y ver lo que se puede hacer".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 15 de diciembre de 2008.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50