Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roban el niño Jesús del belén de la plaza de Sant Jaume

El belén instalado por el Ayuntamiento de Barcelona en la plaza de Sant Jaume, entre el edificio del Consistorio y el Palau de la Generalitat carece por las noches de niño Jesús. Se debe a que el original fue robado el pasado jueves y, aunque de día se instala uno interino, de noche se guarda para que no vuelvan a robarlo. No es la única figura desamparada: los amigos de lo ajeno se han llevado también una de las ovejas, según informaba ayer La Vanguardia.

El belén municipal es polémico casi siempre. Cuando es clásico, por la falta de valentía en innovar, y cuando es posmoderno, por la osadía municipal. Y ahora, por la falta de vigilancia que permite que desaparezcan las figuras, pese a que en la plaza hay de modo constante, se supone, vigilancia de la Guardia Urbana en la puerta del Ayuntamiento y de los Mossos d'Esquadra frente a la Generalitat. Para evitar nuevos robos, las ovejas han sido encadenadas. Lo más llamativo es que los vigilantes del pesebre que retiran la figura por las noches, en vez de reconocer el robo, afirman que la guardan "para que no pase frío".

La Guardia Urbana anda buscando la figura robada y a los autores del robo, aunque, hasta donde ha trascendido, carece de pista alguna al respecto. La hipótesis con la que trabaja apunta a una gamberrada local o protagonizada por uno de los miles de turistas de borrachera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de diciembre de 2008