Cartas al director
i

Bolsas de plástico

Desde hace tiempo se hace una campaña por todos los medios de comunicación para la reducción del consumo de bolsas de plástico para reducción de la contaminación causada por las mismas. Esto me ha causado una sensación de estupor, puesto que parece que nadie ha pensado que estas medidas son totalmente parciales y totalmente insuficientes, ya que este envase es el menos contaminante de todo el consumo de materias plásticas. ¿Alguien ha pensado cuando llenamos el cesto de la compra en el supermercado o en la charcutería o la carnicería o la pollería o la frutería... la cantidad de envases plásticos evitables y que pesan (y, por tanto, contaminan) mucho más que las desprestigiadas bolsas? Miren y verán. Creo muy humildemente que si en vez de gastar el dinero en campañas populistas y tendenciosas se dedicaran a hacer estudios realmente científicos y sociales nos ahorraríamos muchas palabras y horas de discusión, para invertirlas trabajando y generando empleo y riqueza para el país.

¿Ya saben los lectores que estas medidas, se empezaron a aplicar en algunos países europeos hace algunos años y que se dieron cuenta del error y tuvieron que rectificar y cambiar el discurso para mentalizar a sus ciudadanos para que reciclaran las bolsas y las depositaran en los contenedores adecuados, en lugar de dejarlas tiradas en cualquier lugar? Cuando un Gobierno ve un problema, su obligación es dar soluciones alternativas, en lugar de esperar que el ingenio de cada uno le solucione ese problema. La solución para contaminar menos con los plásticos no es pasarnos a las bolsas de papel (o si no pregunten a los ecologistas) ni tampoco usar bolsas de nailon (que es un polímero mucho más contaminante y más difícil de reciclar) y no hablemos de los plásticos obtenidos con féculas (que lo que provocarán es una subida exponencial de los alimentos básicos de los países más pobres). Creo que es un tema para hablar y discutir durante muchas horas entre Gobiernos, fabricantes, comerciantes, científicos y sindicatos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 30 de noviembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50