Bruselas dará luz verde al plan de ayuda al juguete en tres semanas

Malestar en el Consell porque el anuncio se hace sin el presidente del sector

El juguete recibirá este año un regalo por Navidad. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, anunció ayer durante una visita a la planta juguetera de Famosa en Ibi que el próximo 10 de diciembre la Comisión Europea tiene previsto dar el visto bueno al plan de apoyo al juguete. El plan, negociado por el Gobierno con la patronal y con los sindicatos en los dos últimos años, entrará en vigor el año próximo y el ministro evitó dar detalles sobre su contenido. Sebastián se limitó a decir que el documento con el que el Gobierno pretende impulsar el sector del juguete -que en la Comunidad Valenciana está formado por 96 empresas que suponen casi el 45% de todas las que hay en España- recoge ayudas directas tanto para avanzar en la innovación y desarrollo (I+D+i) como dirigidas a la inversión y a políticas laborales. El sector del juguete está a la expectativa de conocer los detalles.

Sebastián anima al consumidor a comprar juguetes españoles
Al ministerio le consta una sola petición de reunión por parte de Juste

El plan, en cualquier caso, será el tercero que afecta directamente a un sector con fuerte presencia en la Comunidad Valenciana. El primero fue el de ayuda al textil. También se trazó un plan de apoyo al calzado, que está pendiente del visto bueno de Bruselas en su apartado laboral. Sebastián explicó, de hecho, que las partidas que irán destinadas a los empresarios sumarán 200 millones de euros previstos para los sectores de calzado, textil y juguete, aunque "por respeto institucional" hacia la Comisión Europea insistió en aplazar la comunicación pública de los pormenores del documento hasta el 10 de diciembre.

El ministro, que también visitó el Centro Tecnológico del Juguete (Aiju), defendió que los ciudadanos también pueden hacer mucho por ayudar al sector. En este sentido, animó a los españoles a consumir juguetes "hechos en España" para ayudar al sector y a crear empleo. España importa cada año juguetes por valor de 2.000 millones de euros, cifra que según el ministro equivaldría a 15.000 empleos. "Si los consumidores españoles compran juguetes hechos en España, contribuimos a que el sector siga teniendo una fuerza importante y, en segundo lugar, a crear empleo", argumentó. Sebastián apostó, en un momento además de crisis como el actual, por "sustituir la importación de juguete extranjero por español".

La presencia del ministro socialista sentó mal a la Generalitat. Por la tarde, la consejera de Industria, Belén Juste, calificó la visita de Sebastián de "sectaria y propagandística". Juste consideró una "falta de respeto" que el ministro presente el plan del juguete "a espaldas del sector" ya que el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes, José Antonio Pastor, está en misión comercial en Estados Unidos con el presidente de la Generalitat. Juste cree que el ministro vino "a salir en la foto".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por otro lado, y en relación con las declaraciones realizadas el martes por Belén Juste en las que aseguraba haber solicitado en tres ocasiones una entrevista con el ministro, "dos a través del jefe de gabinete y una personalmente" para abordar asuntos de interés sobre la industria, fuentes del Ministerio aseguraron que, tras el nombramiento de Sebastián, recibieron, en mayo o junio, una petición de reunión de la Consejería. Petición que suele ser habitual tras el nombramiento de un ministro. Las mismas fuentes indican que "no consta" que se haya reiterado la petición tras el verano. La reunión aún está pendiente.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS