Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ADMINISTRACIÓN

El despliegue del DNI digital no anima a hacer trámites por red

Siete millones de españoles llevan un DNI electrónico en el bolsillo - Sólo el 4,37% de las validaciones de certificado del MAP emplean la nueva tarjeta de identificación - Las ventas de lectores son todavía muy bajas

Más de siete millones de españoles llevan un DNI electrónico en el bolsillo. Pocos, sin embargo, lo emplean para hacer gestiones administrativas por Internet. En la última campaña de la renta, 3,7 millones de contribuyentes enviaron su declaración por la Red. De ellas, sólo 2.833 emplearon el DNIe.

Cada mes se entregan cerca de 600.000 nuevos documentos en las 300 oficinas desplegadas por España. Su exitosa implantación, con un presupuesto inicial de 340 millones de euros, empezó en Burgos en marzo de 2006. A finales del año que viene habrá 15 millones en circulación. Entonces, presentar solicitudes, recibir notificaciones, aportar copias digitalizadas o conocer el estado del papeleo, entre otras gestiones administrativas, se podrá realizar por la Red y sin salir de casa. El objetivo es agilizar la burocracia, ahorrar tiempo y dinero al ciudadano, y también a los administradores, a la vez que se impulsa el Gobierno electrónico.

Lo que hasta ahora se ofrecía por buena voluntad del gestor se convertirá en enero en derecho del ciudadano.Ya hay unos 900 servicios del Estado, autonomías y ayuntamientos disponibles. "Hace dos años había 100 del Estado", explica Juan Miguel Márquez, director general para el Impulso de la Administración Electrónica.

Pero la mayoría todavía no ve claro para qué sirve el DNIe. La gran diferencia con su antecesor es un chip integrado que permite acreditar la identidad del titular y firmar digitalmente documentos, a la vez que garantiza la integridad de la transacción (que no ha sido manipulada ni se puede repudiar). Es decir, aporta la misma seguridad y validez jurídica que la firma manual en un documento en papel.

Desde junio de 2006 hasta el pasado septiembre, 14.026 ciudadanos accedieron con su carnet a la oficina virtual de la Seguridad Social para obtener, por ejemplo, su informe de vida laboral.

En @Firma, la plataforma gratuita del Ministerio de Administraciones Públicas (MAP) que comprueba si el certificado empleado para hacer una gestión administrativa es válido o no, sólo "el 4,37% de las 595.031 validaciones realizadas en septiembre fueron del DNI electrónico, aunque ya es el segundo certificado más utilizado", dice Márquez.

En Cataluña que -como en el País Vasco y la Comundad Valenciana- tiene su agencia de certificación, del millón de validaciones realizadas en julio, 503 lo fueron con el nuevo documento. Es decir el 0,2%. Hay que tener en cuenta que el despliegue del DNIe empezó hace poco más de un año en esta comunidad.

En el País Vasco hay más de 80 servicios que requieren firma digital. En lo que va de año, se han validado 636.140 certificados; el 99,52 suyos, el 0,48% del DNIe. En Andalucía más de lo mismo: el 99,9% se realizan con el certificado de la Fábrica de Moneda y Timbre. Y en Avilés, desde mayo de 2007, de 1.427 gestiones, 207 se efectuaron con el carnet digital.

Dice Márquez: "Sin duda, habrá personas que jamás lo emplearán para tramitar electrónicamente". Y quienes sí, deben tener un ordenador conectado a Internet, instalar el software necesario y adquirir un lector de tarjeta inteligente.Las ventas de lectores todavía son mínimas, pero aumentan.

Internet, software y lector de tarjeta inteligente son imprescindibles para usar el DNIe en casa. El 51% de hogares están conectados, según el Istituto Nacional de Estadística. Los drivers se obtienen gratis, pero el lector se debe comprar, porque sin él el carnet digital no sirve.

La asociación de fabricantes Asimelec no computa las ventas del periférico, que puede venir integrado en el ordenador, incorporado al teclado, agregarse al PC por USB o como tarjeta Xpress Card (portátiles), porque sirve también para otros usos. Sí suministran cifras algunos fabricantes y distribuidores. C3PO empieza a notar el cambio: "En los dos primeros trimestres, las ventas representaron el 15%, frente al 8% o 9% de 2007. Aun así, muchos titulares del carnet no tienen lector para hacerlo funcionar".

Bit4ID ha vendido desde marzo de 2006 178.000 lectores. De ellos, 52.323 a particulares. El 96% son el minilector USB. Ticnova, que agrupa a 700 tiendas Beep, PCBox y PCCoste, ha vendido 5.000 unidades. La cifra "multiplica por cinco las ventas de 2007". Giesecke & Devrient ha suministrado 10.000 a los colegios de abogados. Barcitronic, distribuidor de Cherry, 4.930 lectores USB de junio a octubre en cadenas como Media Markt.

Márquez admite que "pese al avance en despliegue y servicios, hay que seguir rompiendo barreras: incorporar el lector y empezar campañas de difusión". El préstamo a la ciudadanía digital, que financia la compra de PC sin intereses, no obliga a la compra del lector. Es opcional. El Ministerio de Administraciones Públicas trabaja con Asimelec para que los fabricantes incorporen el lector a los equipos vendidos en España. Además quiere que los servicios de agua, gas, luz y telecomunicaciones y los bancos fomenten el DNIe. La Ley de Impulso de la Sociedad de la Información obliga a estas empresas a facilitar el alta, la baja y las reclamaciones por red antes de fin de año con certificados reconocidos de firma electrónica. Otra norma, la que regula la eAdministración, admite tres formas para identificar al individuo: nombre de usuario y contraseña, datos que sólo conoce la persona y certificados.

El Sabadell Atlántico da el servicio desde 2006. "En BS Online menos del 0,5% emplean el DNIe".

Vigo ofrece 120 egestiones. Con usuario y contraseña entran 1.300 personas al mes; cien con el carnet digital. Vigo lamenta que la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre sea "la única autoridad certificadora que cobre por acceder a sus listas de revocación, cuando la ley obliga a que no tenga coste para los gestores".

La nueva tarjeta de identidad convive con otros certificados. Es decir, "quienes ya tienen uno instalado no la usarán hasta que éste caduque", dice Márquez.

Muchos profesionales, además, no lo usarán. Hay 15 autoridades, públicas y privadas, que ofrecen el servicio. Red Abogacía los da a los abogados para hacer, por ejemplo, su declaración de la renta y la de sus clientes por Internet. Con el DNI digital el letrado sólo podría hacer la suya porque identifica a las personas físicas, pero no las jurídicas (profesión, puesto en la empresa...).

En Barcelona, donde en 2007 se realizaron 1,2 millones de egestiones, no se usará hasta fin de año. "Hemos priorizado otros certificados. Son de uso inmediato y no implican la compra de hardware".

En Cataluña y Valencia han repartido miles de memorias USB con certificado. "Los emigrantes no tienen DNI ni Internet. Se conectan en el locutorio. Con estos llaveros acceden a su vida laboral", dice Francesc Oliveras, director de la CatCert. En Euskadi apuestan por la ONA, que sustituye a la tarjeta sanitaria. Lleva certificado y sirve para entrar en instalaciones, realizar gestiones y pagar el billete del autobús.

DNIe: www.dnielectronico.es O60: www.060.es

46 millones en blanco y negro

En los últimos 18 años, la fotografía del DNI ha sido una imagen en color. Con el nuevo carnet electrónico, el rostro del titular aparece en blanco y negro, como antaño, por "motivos de seguridad".

Fuentes de la policía explican que "los datos personales, la fotografía y la firma del titular son grabados en el soporte de policarbonato (tarjeta) en alta resolución mediante dispositivos de grabado por láser destructivo". Hay otras medidas de seguridad que el titular identifica a simple vista: la imagen láser cambiante (CLI), hologramas y kinegramas, iridiscencias y tintas OVI, letras táctiles y estructuras superficiales. El objetivo es "complicar la posibilidad de que sea falsificado".

Con independencia de la validez del DNI digital, sus certificados caducan a los 30 meses.

Un mes antes, si el ciudadano se acuerda, porque nadie se lo notifica previamente, deberá renovarlos de forma presencial mediante el DNI y su huella dactilar en los puntos de activación (PAD) de las 300 oficinas de expedición repartidas por el territorio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de noviembre de 2008

Más información