Lissner se cae de la liza por el Real al renovar en la Scala

Uno que se baja de la carrera. Stephane Lissner, con quien el Teatro Real ha mantenido conversaciones para ocupar la dirección artística, anunció el lunes que renovará su contrato con la Scala de Milán hasta 2013. El actual sobreintendente del teatro italiano ha decidido aguantar allí y lidiar con los problemas sindicales y de crisis -el déficit puede alcanzar los 10 millones de euros- de la sede de la ópera milanesa.

El teatro ha lanzado un comunicado anunciando su intención de renovarlo y Lissner lo deja claro también, según informa la agencia Ansa. "He confirmado mi empeño de seguir al menos hasta 2013 con mi labor de sobreintendente y director artístico del teatro de la Scala continuando y realizando el proyecto del año verdiano y wagneriano", explica Lissner.

Con ello salta la posibilidad de recuperarlo para el Teatro Real de Madrid. Los esfuerzos se centrarán en Gérard Mortier, que la pasada semana anunció su renuncia a incorporarse en 2009 a la New York City Opera. En el Real, ayer se mostraron cautos y no hubo reacciones oficiales. Los nuevos nombramientos tienen que estar resueltos a mediados de diciembre y las opciones se van cerrando.

Junto a Lissner, las opciones que el director de la Scala proponía como responsables musicales caen también. Así que Daniel Harding o Gustavo Dudamel no ocuparán el puesto en principio. El cargo frente a la orquesta está supeditado a quien dirija el área artística.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de noviembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50