Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez impone medidas de seguridad para la excavación de la fosa de Lorca

La familia del poeta consigue que se garantice la intimidad en la exhumación

La exhumación de la fosa donde yacen el poeta Federico García Lorca, el maestro Dióscoro Galindo y los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollas se llevará a cabo en privado, "adoptando las medidas que aseguren la privacidad y la dignidad de las víctimas y sus familiares". Así lo establece la providencia con la que el juez Santiago Pedraz (que sustituye a Baltasar Garzón durante la baja médica de éste) ha respondido a la petición de los herederos del poeta. Laura García Lorca ha explicado: "Nos hemos personado en la causa para que se nos tenga al tanto de los pasos que se van a dar, para estar el día que se produzca la exhumación y para que, llegado el momento, ésta se realice en un ambiente privado. Nos preocupa mucho eso".

En la providencia, fechada el pasado 29 de octubre, el juez indica a los herederos del poeta personados en la causa (Concepción, Vicente y Manuel Fernández Montesinos e Isabel, Gloria y Laura García-Lorca) que, tal y como solicitaban en su escrito, todas las actuaciones que se lleven a cabo se encuentran "a su disposición" en la secretaría del juzgado y que se les hará saber cómo y cuándo se realizará la exhumación de la fosa, situada entre los términos de Víznar y Alfacar (Granada), "permitiéndose su presencia" en la misma.

Mientras, el equipo de expertos que trabajará en la recuperación de los restos ultima el proyecto de exhumación, un documento en el que cada especialista (arqueólogos, geólogos y antropólogos) aborda desde su disciplina científica qué necesitará cuando comiencen los trabajos, y por dónde hay que empezarlos. De momento, hay dos ubicaciones posibles, el lugar señalado por el hispanista Ian Gibson hace tres décadas y, a sólo 430 metros, otro enclave llamado El Caracolar, al cual conduce el testimonio de un cocinero que vivió en el recinto del viejo caserón de Las Colonias, donde Lorca, Galindo, Arcollas y Galadí pasaron sus últimas horas. De cualquier forma, según explica el antropólogo Miguel Botella, el mal tiempo está retrasando el trabajo. Ha llovido mucho en los últimos días y el terreno está "totalmente embarrado".

En la providencia, el juez autoriza el inicio o desarrollo de otras exhumaciones en Villanueva de la Vera (Cáceres) para recuperar los cuerpos de cinco mujeres, una de ellas embarazada; en los cementerios de Porreros y Calviá (Mallorca); en tres fosas del cementerio de Aguilar de la Frontera (Córdoba), con entre 150 y 200 cuerpos; una fosa en el cementerio general de Valencia, y en el Valle de los Caídos, para recuperar los cuerpos de ocho republicanos.

Además, asociaciones para la recuperación de la memoria histórica de casi toda España presentarán al juzgado, en un plazo de 20 días, información pormenorizada sobre cerca de medio centenar de fosas comunes con más de 150 cadáveres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de noviembre de 2008