Los atuneros aplauden las nuevas medidas contra la piratería en Somalia

Seis conserveras crean una marca propia para el bonito del Cantábrico

Las medidas conjuntas de España y Francia contra la piratería en Somalia fueron aplaudidas ayer por los atuneros. La Asociación Nacional de Armadores de Buques Atuneros Congeladores (ANABAC), con sede en Bermeo, mostró su satisfacción por el acuerdo de los dos países de intercambiar información y personal militar y responder conjuntamente a cualquier ataque de piratas. Además, la ministra de Defensa Carme Chacón ha ofrecido una fragata y un petrolero de avituallamiento para la fuerza antepiratería que la Unión Europea comenzó a diseñar en agosto.

ANABAC destacó además que el Gobierno central haya iniciado los trámites legislativos para incluir el delito de piratería marítima en el Código Penal y mostró su satisfacción por las labores del avión de reconocimiento enviado en septiembre. "La actuación del avión Orión no puede resolver por sí solo el problema de la piratería en Somalia, pero está aportando mayor tranquilidad a las tripulaciones y sus familias". Por ello, insistió en que, ante la reunión del Consejo de Relaciones Exteriores de la UE convocada para el próximo lunes, se envíe con la mayor urgencia posible una fuerza naval a las costas de Somalia.

Por otro lado, la asociación de conserveros artesanos vascos, que engloba a seis empresas del sector, presentó ayer la marca Bonito del Cantábrico del País Vasco, que certifica que este pescado ha sido capturado en temporada en el mar Cantábrico y que su manipulación es artesanal. Los promotores criticaron que la mención al bonito del norte aparece en muchas latas y botes de conserva, pero es una "etiqueta genérica, que no garantiza que el pescado proceda del Cantábrico". Con esta nueva marca, se garantiza la trazabilidad del producto final y que procede exclusivamente del bonito capturado en el Cantábrico entre junio y octubre. Anunciaron que pretenden crear una marca similar para la anchoa.

La iniciativa nace tras concluir la peor costera del bonito de los últimos cinco años, con una reducción del 25% de las capturas, que se han quedado en seis millones de kilos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 03 de noviembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50