El debate de los Presupuestos

Rajoy se aferra al paro para recuperar margen de oposición en economía

Solbes sostiene que bajar impuestos como pide el PP no resolvería la crisis

Mariano Rajoy vio ayer una luz al final del largo túnel en el que se había metido en los últimos días, en los que su línea opositora, según coinciden incluso los más marianistas, se había desdibujado. Y la luz se llama paro. "Las cifras de empleo serán el único termómetro válido. Mediremos el éxito o fracaso de su política económica en términos de paro. Si el número sigue creciendo, la responsabilidad será exclusivamente suya", le espetó a Pedro Solbes, en el debate de Presupuestos.

Más información

Rajoy recordó que el Gobierno ya asume en esas cuentas un aumento de 540.000 parados, con una tasa del 12,5%. Y si el FMI acierta, auguró, se llegará incluso al 15%. "Sería inaceptable", concluyó el líder de la oposición mientras uno de sus diputados gritaba "¡A dimitir!", señalando a Solbes.

El líder del PP dejaba así claro lo que sus estrategas cuentan en privado. Que después del apoyo al plan de ayuda a los bancos, al que el PP ha llegado forzado por la presión de los propios banqueros y el hecho de que el proyecto estuviera avalado por la Unión Europea, los populares volverán a su estrategia de centrar la oposición en la crisis económica, y serán los datos del paro -previsiblemente pésimos en los próximos meses- los que guíen su ataque.

Solbes trató, como suele hacer, de responder a los ataques con tono entre didáctico y paternalista. "No se ha enterado usted de nada", arrancó. Pero luego entró en el asunto del paro. Históricamente, cuando España crece, crea mucho más empleo que otros países europeos, recordó. Y cuando decrece, destruye mucho más. ¿Por qué? "Porque tenemos poco valor añadido y estamos muy centrados en la construcción. Por eso estamos trabajando para cambiar el modelo".

El otro eje del debate, en el que Rajoy, al que vuelve a rodear cierto ruido interno, estuvo arropado por toda la cúpula de su partido -incluidos tres senadores, Dolores de Cospedal, Pío García Escudero y Javier Arenas- fue el de la bajada de impuestos. El líder del PP defendió que es lo primero que hay que hacer para reactivar la economía. Y Solbes, que llegó a decir que ayer no era "el momento" de abrir este debate, rechazó de nuevo con tono despectivo el planteamiento.

El vicepresidente recordó que la recaudación está cayendo en picado (el 30% la del impuesto de sociedades, que el PP pide bajar más) y sostuvo que los populares no han comprendido las dimensiones de la crisis internacional, la peor, dijo, que él ha vivido jamás. "¿De verdad creen que rebajando IRPF, IVA o sociedades se van a resolver los problemas de España? Entonces es que no han entendido para nada la situación en la que nos encontramos".

Rajoy y Solbes compitieron un rato para ver quién se ha equivocado más. Si Solbes con sus previsiones -"no ha dado ni una", le dijo su rival- o el PP en su programa electoral, donde marcaban un crecimiento de 2,6% para 2008 y 3% para 2009. Rajoy, relajado y con tono burlón, logró levantar por un rato los alicaídos ánimos de sus huestes, pero hoy volverá la cruda realidad interna, con la abstención de uno de los dos diputados de UPN, lo que aboca a la ruptura de un pacto básico para el PP. El Gobierno oirá a los grupos que sí apoyan sus Presupuestos y verá cómo superan su primer trámite parlamentario.

El vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, ha asegurado hoy en el Congreso que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2009 son "los mejores posibles" para hacer frente a la crisis. Durante el debate de totalidad de las cuentas anuales del Estado, con el que arrancan su andadura parlamentaria, Solbes pidió a los grupos parlamentarios que apoyen los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2009 porque son los "apropiados y útiles" para superar las dificultades de la economía española. Solbes indicó que son unos "presupuestos coherentes con el contexto económico en que se presentan" y el "principal instrumento de política económica del que dispone el Gobierno". "Tengo la certeza de que son los mejores Presupuestos posibles para hacer frente a un momento como el actual", indicó el vicepresidente económico. El vicepresidente ensalzó que los Presupuestos mantienen el  esfuerzo en gasto social y dan prioridad al gasto productivo, a la  vista de que, si bien las medidas 'anticrisis' puestas en marcha por el Gobierno podrán "mitigar" los efectos de la crisis, "en ningún  caso podrán eliminar los costes que conlleve".AGENCIA ATLAS

Convergència i Unió: Presupuestos "muertos" sin plan anticrisis

CiU vota hoy por tercera vez contra unos Presupuestos de Zapatero. Ahora lo hace descolocado porque PNV y BNG le arrebatan el papel estelar. Josep Sánchez Llibre, portavoz ayer por enfermedad de Josep Antoni Duran Lleida, tachó las cuentas de "muertas". Basó su rechazo en la exigencia de un plan anticrisis para cuatro años, en la falta de un acuerdo sobre financiación autonómica y el incumplimiento del pacto de inversiones. Entre la veintena de medidas para activar la economía productiva que propuso destaca lo que llamó "geos de la economía", en una oficina en La Moncloa con interlocución con las empresas, sobre todo multinacionales.

Esquerra Republicana: "El Gobierno va tirando, sin rumbo"

Por segundo año consecutivo, ERC pide la devolución de los Presupuestos, alejado ya de las posiciones de socio preferente de Zapatero. Joan Ridao aseguró que son unas cuentas "para ir tirando, sin rumbo". Su tesis es que no son realistas porque dibujan un escenario económico que nada tiene que ver con la realidad, es decir, que los acontecimientos le han superado hasta hacerles no creíbles, porque "pecan de excesivo optimismo". Denunció lo que considera incumplimientos de Zapatero con Cataluña, sobre la financiación autonómica y las inversiones. "El Gobierno no tiene prisa y vamos a tientas, al tuntún", dijo Ridao.

Izquierda Unida-ICV: "No les puede apoyar un grupo de izquierdas"

Por primera vez unos Presupuestos de Zapatero no tendrán ni un solo voto de la izquierda más allá del PSOE. Por primera vez desde 2005, Izquierda Unida e Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) presentan una enmienda de devolución a las cuentas del Estado. "No es el Presupuesto que debería votar una mayoría de izquierdas", le dijo Joan Herrera a Solbes. Según él, las cuentas carecen de "sensibilidad social" y "coherencia progresista" y tienen "una austeridad arbitraria y a ratos". Citó como ejemplo la no deflactación de la tarifa del IRPF, que ha amortiguado el impacto de los 400 euros (medida que, en su opinión, era injusta por no ser progresiva).

CC y UPyD: "Falsean las cifras con falta de responsabilidad"

José Luis Perestelo aportó la expresión del debate para justificar el segundo rechazo consecutivo de Coalición Canaria a las cuentas del Estado: "Son los Presupuestos cangrejo". Lo son porque, según dijo, "nos hacen retroceder" y "atenazan a Canarias con dos pinzas". Rosa Díez, diputada de UPyD en el Grupo Mixto, sustituyó las metáforas por ataques directos y habló de "mal diagnóstico" y de falta de realismo de las cuentas. "Están falseando las cifras con falta de responsabilidad", aseguró la diputada. Además, acusó al Gobierno de querer una democracia sin oposición. "Más que levantar la economía quieren levantar las encuestas electorales", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de octubre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50