La crisis congela las cuentas de Cultura

En época de crisis sólo crecen las tijeras. Pero no todos los departamentos sufren por igual: entre los más trasquilados suele figurar la cultura. En 2009, año de apreturas económicas, el Ministerio de Cultura tendrá un presupuesto de 922,9 millones de euros, apenas un 0,57% más de lo dispuesto este ejercicio (917,6 millones). Pese a ello, el ministro César Antonio Molina, al presentar el proyecto a la prensa, aseguró que no han sacrificado ningún "compromiso" ni se han sentido especialmente perjudicados por las directrices del Ministerio de Economía. "Las circunstancias no son para dar saltos de alegría, pero hemos logrado que el ministerio continúe su camino sin percibir los recortes", dijo Molina. "En circunstancias normales no tendríamos estos presupuestos, pero en circunstancias extraordinarias son los mejores posibles", agregó. "No me considero maltratada en la negociación", reiteró Dolores Carrión, la subsecretaria de Cultura que ha defendido las cuentas ante Economía.

Pero el hecho de que el presupuesto de Cultura ni siquiera suba ajustándose a la inflación [el Fondo Monetario Internacional prevé que será un 2,6% en 2009] significa, para el portavoz del PP en la comisión de Cultura, José María Lasalle, "una depreciación en términos reales". Molina, sin embargo, defendió las cifras por aunar la "austeridad en el gasto corriente y en los costes de personal" con el "cumplimiento íntegro de todos los compromisos".

Destacó las actuaciones en la Ley del Cine (124,2 millones para el programa de cinematografía frente a los 108,1 del año pasado), en el fomento de industrias culturales (27,1 millones) y en infraestructuras como el Museo Arqueológico Nacional (15 millones), el Centro de Fondos Fílmicos (7,2 millones), el Museo Palacio de la Aduana de Málaga (6,7 millones) o el Centro de la Memoria Histórica de Salamanca (3,6 millones). "Se defendió partida por partida todo aquello que nos parecía intocable, pero la situación económica es la que es", admitió el ministro.

El PP ha hecho hincapié, por el contrario, en el recorte en las medidas de lucha contra la piratería, la protección del patrimonio histórico o la promoción del libro, entre otras. "Se entiende la política de austeridad, pero sorprende que crezca la política social y no la cultural, que es un factor de vertebración", censuró Lasalle. Para Joan Tardá, portavoz de Esquerra Republicana, sigue siendo una tarea pendiente una política de defensa del plurilingüismo. Su formación reclama que los recursos de Cultura se "territorialicen", aunque su objetivo último es la supresión del propio ministerio.

El reparto por organismos

- Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM): 170,9 millones

- Gerencia de Infraestructuras: 158,2

- Instituto de las Ciencias y Artes Audiovisuales (ICAA): 120,1

- Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía: 58,8

- Biblioteca Nacional: 52,9

- Museo del Prado: 46,2

Total: 607,1

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0016, 16 de octubre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50