Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irak acepta que las tropas de EE UU se queden hasta 2011

Negociadores de Estados Unidos e Irak han alcanzado un compromiso de principio tras meses de negociaciones sobre el calendario de retirada de las tropas norteamericanas del país árabe antes de finales de 2011, si las circunstancias de seguridad lo permiten, según informaron ayer fuentes de ambas partes.

Este pacto resuelve una cuestión delicada que ha ralentizado las negociaciones durante meses: los militares estadounidenses perderán la inmunidad y podrán ser juzgados bajo determinadas circunstancias por los tribunales locales.

El acuerdo bilateral, si el Gobierno y el Parlamento iraquíes lo ratifican en los próximos días o semanas, reemplazará el mandato del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (expira el 31 de diciembre), que ha dado cobertura legal a la presencia de las tropas extranjeras tras la caída del régimen de Sadam Husein en abril de 2003.

Alí al Dabag, portavoz del Gobierno de Irak, dijo que según este acuerdo de principio, las tropas norteamericanas se retirarán de las ciudades y las aldeas a mediados de 2009 y de Irak a finales de 2011. "El Gobierno que esté en ese momento al frente del país evaluará las necesidades de un nuevo acuerdo y cuál debe ser éste en función de los retos a los que se enfrente", dijo a la agencia Reuters.

Sobre la pérdida de la inmunidad de las tropas norteamericanas, Al Dabag, explicó: "Dentro de sus bases estarán bajo las leyes estadounidenses. La ley iraquí será aplicada en el caso de que esas tropas cometan graves y deliberados actos de felonía fuera de sus cuarteles".

Este acuerdo también afecta a los detenidos porque el Ejército de EE UU no podrá mantener retenidos indefinidamente a los sospechosos, sino que deberá acusarlos formalmente de delitos penados en Irak. EE UU mantiene 18.000 prisioneros, la mayoría de ellos sin cargo alguno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 2008