División en el tripartito por las ayudas a escuelas que separan alumnos por sexos

ERC e ICV discrepan de Educación y dicen que la subvención no debe renovarse

La renovación de las ayudas públicas a 16 colegios de élite que separan a chicas y chicos pero tienen conciertos desde la época en la que gobernaba Convergència i Unió (CiU) elevó ayer el tono de las discrepancias entre los socios del Gobierno tripartito. La Ley de Educación prohibirá las ayudas a estos centros cuando sea aprobada, pero sólo para los nuevos que las soliciten si separan a los alumnos por sexos.

El Supremo avaló que Castilla-La Mancha niegue fondos a centros sexistas

Pero el Departamento de Educación, dirigido por el socialista Ernest Maragall, considera que a aquellas escuelas, la mayoría cercanas al Opus Dei, no se les podrá retirar legalmente el concierto aunque sigan separando alumnos por razón de sexo. Los otros dos socios del tripartito, ERC e ICV discrepan. Dicen que cuando la ley se apruebe no se les podrá retirar la ayuda, pero sí cuando les toque renovar sus conciertos, lo que se hace cada cuatro años.

El Departamento de Educación afirma que, aunque no le gustan estas ayudas, fueron dadas por CiU, y recalca que la ley debe respetarse. El consejero de Educación, Ernest Maragall, dijo: "Estamos en un Estado de derecho". Y añadió: "No existe ninguna decisión política de reconocer o no estos conciertos", sino que se ha impuesto "la realidad jurídica". Maragall señaló que el debate está en el Parlament y que hay que ver lo que ocurre en el trámite de la ley.

La portavoz parlamentaria de ERC, Anna Simó, dijo: "Del proyecto actual no se infiere en absoluto que los centros tengan que diferenciarse entre los que ya lo tienen y los que no". ERC asegurará en el trámite parlamentario "que no haya argumentos jurídicos que permitan a las escuelas que separen alumnos por sexos continuar recibiendo dinero público", afirmó el responsable de ERC en la negociación de la ley, Carles Martínez.

También ICV se opone a la renovación de estos conciertos. "No estamos de acuerdo en que sea automática. Presentaremos enmiendas para reforzar que no se pueda hacer", dijo la diputada de ICV Dolors Camats. Daniel Font, del PSC, en línea con el Departamento de Educación, mantiene que debe respetarse la "libertad de elección" de los padres que establece la Constitución.

Educación ha introducido añadidos en el proyecto de ley que no figuraban en el anteproyecto. Se mantiene el que señala que será necesaria la escolarización mixta (artículo 41) para formar parte del Servicio de Educación de Cataluña, que agrupará a centros públicos y privados concertados. Pero uno de los añadidos, el artículo 187 apartado 12, refuerza la renovación de todos los conciertos al señalar que "se renuevan siempre que mantengan los requisitos de los conciertos, no se den causas de no renovación y existan consignaciones presupuestarias". Así se lo ha hecho saber Educación a la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Escuelas Libres (FAPEL), que agrupa a las familias de los centros que separan alumnos por sexos, en respuesta a sus alegaciones al proyecto.

Sin embargo, una sentencia del Tribunal Supremo avaló el pasado mes de junio que la Junta de Castilla-La Mancha deniegue ayudas a los centros que separan por sexos.

Manel Silva, ex diputado de CiU y negociador con el PSOE de la Ley Orgánica de Educación, comentó a este periódico que la citada norma "no permite discriminar a los centros de educación diferenciada con vistas a los convenios" y precisó que la disposición adicional que obliga a primar a las escuelas que "desarrollen el principio de coeducación" carece de carácter orgánico.

"Todo puede cambiarse", afirma un jurista

Varios especialistas en derecho administrativo no hallan motivos para perpetuar el concierto a los centros que separan su alumnado por sexos y son concertados desde que gobernaba CiU. "Técnicamente, no hay problema para suprimirlos", subrayó Domènech Sabina, profesor de Derecho Administrativo de la Universidad de Barcelona. "La palabra perpetuidad no existe en derecho. No hay situación que no pueda modificarse", afirmó.

"No eliminar estas ayudas debería hacerse a propósito, creando un régimen especial para estos centros que quede contemplado en la ley", razonó Cristina Martínez, abogada especializada en derecho administrativo. "En cualquier caso, ningún convenio puede sobreponerse a una norma con rango de ley", señaló esta experta.

Ramon Plandiura, abogado y profesor de la Universidad Pompeu Fabra, dijo: "Es una cuestión de voluntad política. El artículo 41 del proyecto de ley, que habla de escolarización mixta, es muy débil para impedir la renovación de conciertos. Cita principios, pero no habla de requisitos u obligaciones". Carles Padrós, profesor de Derecho Administrativo de la Universidad Autónoma de Barcelona, opina: "Habría que definir mejor en la ley qué es la escuela concertada y cuál es el fundamento de la escolarización mixta. Si esto se hace y se fija en la futura ley, cabrán o no cabrán las ayudas a estos centros".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 15 de octubre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50