Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España estudia un plan de apoyo a Cuba de casi 400 millones

Moratinos anuncia que Zapatero visitará La Habana en 2009

"No debe haber ilusiones de que nos proponemos desertar de nuestro camino. Si se entiende la reforma como el proceso por el cual Cuba renuncia al socialismo, la respuesta es no". El canciller cubano, Roberto Pérez Roque, echó ayer un jarro de agua fría a quienes confían en que las tímidas medidas liberalizadoras adoptadas por Raúl Castro desemboquen en una democratización del régimen. Acompañado por su homólogo español, Miguel Ángel Moratinos, Pérez Roque se encastilló en la retórica castrista para asegurar que "en Cuba no hay nadie preso por pensar distinto" o que el único lugar de la isla donde se tortura es la base de Guantánamo.

"No deben hacerse ilusiones de que vamos a renunciar al socialismo"

Pese a ello, el Gobierno español se mostró dispuesto a extender un cheque de confianza a las autoridades de La Habana, que presentaron demandas por casi 400 millones de euros. En concreto, pidieron la apertura de una línea de crédito por 100 millones de dólares (74 de euros) para la compra de bienes de equipo y otra de 50 (30 de euros) para bienes de consumo. España cerró el grifo del crédito a Cuba en 2001, debido a su morosidad, y para reabrirlo hay que renegociar antes la deuda. Aunque el montante global de la misma asciende a 1.881 millones de euros, la mayor parte está renegociada, por lo que La Habana pidió ayer que se reestructure la llamada deuda nueva, que se generó de 1998 a 2001 y suma 268 millones. En concreto, quiere que se condone más de la mitad y se renegocie el pago del resto.

El Gobierno mostró una "actitud positiva" ante estas demandas, pero los detalles los discutirá una delegación cubana que viajará la próxima semana a Madrid para reunirse con responsables del Ministerio de Economía y Hacienda. Además, la secretaria de Estado de Cooperación, Soraya Rodríguez, irá este mismo viernes a Cuba para discutir un plan de ayuda a la reconstrucción de las zonas devastadas por los huracanes Ike y Gustav por valor de 24,5 millones de euros durante los dos próximos años.

Por último, y más importante políticamente, Moratinos anunció que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero ha aceptado una invitación de Raúl Castro para visitar Cuba en 2009. "El momento y las circunstancias [de la visita] se fijarán por vía diplomática", agregó. Mucho más cauto se mostró el propio Zapatero, quien preguntado al respecto dijo; "Ya veremos si se consuma y cómo se consuma".

La intransigencia de Pérez Roque contrastó con el talante conciliador de Moratinos, quien incluso descalificó a su secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, que había considerado "claramente insuficientes" los progresos en Cuba. "La evaluación política [de la situación en Cuba] la hace este ministro que les habla", dijo.

Fuentes diplomáticas alegaron que, más allá de la simpatía hacia el régimen, España no puede quedarse indiferente ante la petición de auxilio de Cuba, en situación catastrófica tras los recientes huracanes, que han destruido miles de viviendas, infraestructuras y cosechas.

A ello se une la convicción de Moratinos de que las gestiones discretas son más eficaces que las críticas públicas. De los 75 disidentes detenidos en 2003, 55 siguen en prisión y 20 han sido liberados, la mayoría por motivos de salud, incluidos los cuatro expulsados a España.

A finales de enero se celebrará en La Habana la tercera reunión de la comisión bilateral sobre derechos humanos. El Ministerio de Asuntos Exteriores no pudo precisar ayer si Moratinos había pedido a Pérez Roque la excarcelación de presos concretos. Si lo hizo, sería en la entrevista que ambos mantuvieron sin testigos, no durante la sesión plenaria. Cuando una periodista preguntó a Pérez Roque si habrá más liberaciones humanitarias, éste se escudó en que la conferencia de prensa había concluido.

Ayuda a la isla

- Plan de reconstrucción de zonas devastadas por los huracanes Ike y Gustav: 24,5 millones de euros 2009-10

- Petición cubana de una línea de crédito de 100 millones de dólares (74 de euros) para bienes de equipo y otra de 50 millones de dólares (30 de euros) para bienes de consumo

- Petición cubana de reestructuración de la llamada deuda nueva, que data del periodo 1998-2001 y asciende a 268 millones de euros. Más del 50% sería condonado y para el resto se renegociaría el pago

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de octubre de 2008

Más información