Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid se queda sola en el recorte a las universidades

La mayoría de las comunidades garantizan hoy la financiación de los gastos corrientes - La contención presupuestaria retrasará la adaptación a Europa

Madrid se ha atrevido a meter mano a los gastos corrientes de sus universidades públicas como no se plantea hacer ninguna otra comunidad. Esta región agrupa al 17% de los estudiantes de universidades públicas presenciales de toda España y es la que más estudiantes recibe de otras comunidades. Los gobiernos regionales hablan de "apretarse el cinturón" pero ninguno prevé recortes drásticos, como los de Madrid. Y, aunque la mayoría no realizará grandes subidas de sus presupuestos en estos tiempos de crisis, sí anuncian incrementos, aunque inferiores a los previstos inicialmente. Las comunidades que tienen acuerdos en vigor de estabilidad financiera con sus centros educativos superiores han afirmado que mantendrán sus compromisos, según un sondeo realizado por EL PAÍS en 11 comunidades que agrupan el 76% de los alumnos de los centros públicos presenciales de toda España. Son Andalucía, Aragón, Baleares, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Galicia, Madrid, País Vasco y Comunidad Valenciana. Madrid -a pesar de que tiene un contrato con sus universidades hasta 2010- ha recortado, desde septiembre, un 30% los gastos corrientes (destinados a pagar las nóminas de los profesores y el resto del personal) y al funcionamiento de las facultades.

Casi todas las regiones mantienen las inversiones, pero menguadas

Castilla y León, del PP, aumentará un 6% el presupuesto para las públicas

Los Gobiernos, menos el de Aguirre, respetarán los acuerdos firmados

Galicia no destinará los 200 millones extra que prometió; los dejará en 11

Las universidades públicas (hay 75) reciben sólo dos tipos de partidas de sus gobiernos autonómicos: la de gastos corrientes (subvención nominativa) y la de inversiones (para obras o mantenimiento de infraestructuras). Madrid ha anunciado que también recortará esa segunda partida entre un 50% y un 60%. En este aspecto es en el que sí prevén recortes otras regiones.

La contención en esas partidas, no relacionadas con los gastos corrientes, retrasará tanto la renovación de los campus como la aplicación de las mejoras para la implantación del espacio europeo de educación superior. El coste de esa adaptación representa, según un informe del Consejo de Universidades, elevar la inversión una décima del PIB (del 1,22% al 1,32%).

Está por ver, además, con este ajuste presupuestario, en qué queda el proyecto del Ministerio de Ciencia e Innovación de crear grandes campus, al estilo de otros países. Se trata de integrar los centros tecnológicos y de investigación con las facultades. De momento, este ministerio prevé elevar un 7,8% el presupuesto de 2009 para el programa de enseñanzas universitarias.

Ésta es la situación en otras comunidades:

- Planes de estabilidad. Los gobiernos que los tienen, excepto el de Madrid, aseguran que los van a respetar. El País Vasco firmó un plan que da estabilidad financiera a su única universidad pública, la UPV, hasta dentro de dos años. Se comprometió a destinar 1.271 millones de euros entre 2007 y 2010, de los cuales el 98% irá a la universidad pública y el 2% restante a las privadas de Deusto y Mondragón. El rector de la UPV, Juan Ignacio Pérez, al igual que el director de Universidad del País Vasco, Patxi Juaristi, aseguran que el acuerdo se mantendrá intacto a pesar de la crisis económica. "No tiene marcha atrás", resalta Juaristi. La UPV está saneada. "El último ejercicio lo cerramos con superávit, mientras que en 2004 teníamos un déficit del 10%", recuerda el rector.

La previsión en Andalucía también es al alza. Aumentará la financiación de las universidades hasta los 2.000 millones en 2010, como tenía previsto. En la actualidad, esta inversión representa el 1% del PIB andaluz. Por ejemplo, las universidades de Sevilla, Málaga, Córdoba, Granada, Cádiz, Jaén y Huelva no prevén aplicar medidas drásticas de reducción de gasto, más allá de "apretarse el cinturón", como dice la rectora de Málaga, Adelaida de la Calle.

Castilla y León, gobernada por el PP, incrementará un 6% el presupuesto para sus cuatro universidades públicas en 2009. Recibirán 347 millones, 20 más que este año. Su apuesta por la universidad es "clara, firme y contundente", según su presidente, Juan Vicente Herrera.

En Galicia, la crisis ha rebajado mucho las expectativas de mejora de sus tres universidades públicas. La Xunta, gobernada por el PSOE y BNG, ya no destinará los 200 millones de euros extra que prometió a estos centros para 2008, pero sí dará 11 más. Fuentes de la Consejería de Educación aseguran que hasta ahora se manejaban cifras muy ambiciosas pero la crisis obliga a "apretarse el cinturón". La Xunta ha pospuesto, además, hasta el año próximo la negociación del nuevo plan de financiación.

Cataluña se ha retrasado en el pago de 50,9 millones de euros para incentivos por calidad de la docencia, buena gestión e investigación que se había comprometido a pagar el Gobierno autonómico. Según la Generalitat, el abono se realizará en breve.

- Partida para inversiones. De momento, las comunidades mantienen sus compromisos presupuestarios destinados a inversiones. El País Vasco incluso se plantea aumentar la cantidad para infraestructuras. Darán, por ejemplo, algo más de la cantidad prevista (18 millones de euros) en el Plan Plurianual de Inversiones. Las partidas no contempladas en este acuerdo crecerán menos, un 5% anual, en vez de un 7%.

En Cataluña tampoco se prevén recortes. Cuenta con un plan de inversiones por 635 millones de euros hasta 2013. Y se mantendrá, afirma la Generalitat.

- Deuda acumulada. La crisis llueve sobre mojado. Uno de los principales puntos de enfrentamiento entre comunidades y universidades públicas en los últimos tiempos es la deuda de las primeras con las segundas. Entre los casos más llamativos está el de la Comunidad Valenciana, gobernada por el PP. Un total de 900 millones de euros de deuda tiene la Generalitat con sus cinco centros públicos. Se ha comprometido a pagarla a plazos hasta 2023. Cuando se llegó al acuerdo el pasado año, los rectores pidieron el compromiso por escrito de que no se redujera su presupuesto en el futuro. En principio, no va a haber recortes, el Gobierno regional se comprometió a ello, aunque sólo verbalmente.

Otros casos son los de la Universidad de Cádiz, que tiene una deuda acumulada de 40 millones; la Complutense de Madrid, de 20 millones, o la Autónoma de Madrid, de 28. Se los debe la Comunidad. Y el de la Universidad de Santiago de Compostela es un caso excepcional. Sus problemas son históricos, hace años que no puede mantenerse con lo que recibe del Gobierno regional.

Con información de Sebastián Tobarra (Barcelona), June Fernández (Bilbao), Sonia Vizoso (Santiago), Marifé Moreno (León), Javier Martín-Arroyo (Sevilla) e Ignacio Zafra (Valencia).

El peso de la capital

- En la Comunidad de Madrid estudia uno de cada cinco universitarios de España (el 19,21%). Hay algo más de 1,3 millones, de los cuales sólo alrededor de 144.000 están en universidades privadas o de la Iglesia católica.

- Las seis universidades públicas madrileñas agrupan el 17,18% de los estudiantes de todo el país que eligen este tipo de red. Hay 75 centros públicos superiores en España.

- El 35,74% de los alumnos que eligen una universidad privada estudian también en Madrid.

- Madrid es la comunidad con más universitarios presenciales de España, con 231.535, según datos del curso 2007-2008. Le siguen Andalucía (225.212), Cataluña (174.181) y la Comunidad Valenciana (137.980).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de octubre de 2008

Más información