Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres proveedores de Nissan mandan a 450 empleados a casa

Seat presentará hoy una regulación temporal de empleo

Lo que empezó como una crisis inmobiliaria y se contaminó luego de la crisis financiera se ha instalado ya en la economía más real: en el consumo, en la industria, en el paro. Tres empresas proveedoras de automóviles van a mandar a casa a 450 trabajadores en los próximos días. El caso más dramático es el de Esteban Ikeda, que despide a más de 90 trabajadores, el 30% de la plantilla, en El Prat. Las otras dos, Estampaciones Sabadell (Essa) y Visteon, han planteado suspensiones de empleo temporal.

Nissan quiere parar dos días más y alerta de que aún le sobran 116 personas

Essa ha presentado un expediente de 30 días para 226 trabajadores, casi la mitad de la plantilla, y la multinacional norteamericana ha acordado un expediente temporal de hasta 13 días para los 130 trabajadores de la plantilla. Las tres empresas son proveedoras de la fábrica de Nissan en la Zona Franca de Barcelona. Essa sirve a la línea de producción de los todoterrenos Pathfinder y Navara; Esteban Ikeda fabrica los asientos, y Visteon, los cuadros de instrumentos.

El fabricante japonés es uno de los mayores perjudicados por el descalabro de las ventas de automóviles, que en septiembre han sufrido la mayor caída de la historia. El frenazo ha sido mayor en el segmento de monovolúmenes grandes (51%) y todoterrenos grandes (49%), la especialidad de Zona Franca, que también fabrica la furgoneta comercial X-83 (que se comercializa como Nissan Primastar, Renault Traffic y Opel Vivaro).

La dirección de Nissan va a proponer a los sindicatos parar dos días más la planta a mediados de octubre -se añaden a los tres paros de esta semana-, lo que dejaría la bolsa de días de flexibilidad a sólo cuatro del límite.

La multinacional advierte de que aún le sobran 116 trabajadores. Ya ha reducido la plantilla en 334 personas durante este año como consecuencia de la eliminación de un turno en abril, pero el excedente era de 450.

Los sindicatos se oponen al paro y temen que la empresa tenga que aplicar medidas más drásticas, como un expediente de regulación de empleo (ERE).

Seat lo hará hoy. La filial del grupo Volkswagen tiene previsto comunicar esta mañana a los sindicatos una suspensión temporal de empleo, ante la negativa de las centrales sindicales a parar la fábrica a cuenta de la bolsa de horas, que también se está agotando. La medida, que se estaba perfilando ayer hasta última hora, prevé parar durante 15 días la línea 2 (León y Altea) y 5 días la 1 (Ibiza), pero ante la incertibumbre de cuánto puede mantenerse la atonía de la demanda, podría presentar un ERE abierto, para poder suspender a la plantilla de producción, unos 7.500 trabajadores, durante todo 2009. Los sindicatos y la Generalitat, que está al corriente, no ven otra alternativa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de octubre de 2008