Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Treta del BNG de Ribeira para detener el proyecto

Está previsto que el próximo pleno de la Corporación de Ribeira debata una moción del BNG para intentar impedir la construcción de la piscifactoría de Laxe Brava. Ya que el paraje ha quedado fuera de la protección de la Red Natura, los nacionalistas de este municipio coruñés proponen que el Ayuntamiento, gobernado por el PP, promueva la declaración de la zona como Espazo Natural de Interese Local.

Esta figura está prevista en la Lei de Conservación da Natureza de 2001 y son los gobiernos locales los que inician su tramitación, aunque debe contar con el visto bueno de la Consellería de Medio Ambiente. En los espacios así declarados se prohíbe "realizar actos que supongan una transformación sensible de la realidad física o biológica" y sus planes de conservación son vinculantes para administraciones y particulares, prevalecen sobre el planeamiento urbanístico y conllevan la revisión de los planes sectoriales "incompatibles con ellos". Los colectivos vecinales y ecologistas contrarios al plan acuícola pretenden convencer a los grupos políticos de todos los ayuntamientos afectados para que lleven al pleno esta declaración, aunque de momento sólo ha accedido a ello el Bloque de Ribeira.

Con todo, es poco probable que la ampliación de la Red Natura diseñada por Medio Ambiente sea aprobada en esta legislatura. Fuentes de la consellería explican que el visto bueno a esta medida está pendiente de que se adapte la ley gallega de la biodiversidad a la normativa estatal. Esta modificación es precisa, señalan desde este departamento, para poder graduar las restricciones en los terrenos protegidos en función de sus valores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de octubre de 2008