Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal denuncia a la mina Las Cruces por contaminar un acuífero

El ministerio público revela que se han detectado niveles de arsénico excesivos

La Fiscalía de Sevilla anunció ayer la presentación de una querella criminal contra el director gerente de la mina Cobre Las Cruces, en Gerena (Sevilla), François Fleury, por sendos delitos contra el medio ambiente y por daños que valora en 322.381 euros. El fiscal entiende que la explotación minera ha causado "una grave alteración del curso de las aguas, con la consiguiente puesta en peligro de las personas y el entorno medioambiental". Asimismo, el comunicado del fiscal en el que anuncia la presentación de la querella afirma que "ha resultado afectado por arsénico un acuífero (Niebla-Posadas) del que se abastece la población, cuyas consecuencias habrían sido superiores de no haberse adoptado la medida cautelar de suspensión por el organismo de cuenca", es decir, por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG).

Cobre Las Cruces SA es una sociedad filial de la compañía canadiense Inmet Mining, que construye desde la primavera de 2006 la mina de cobre a cielo abierto más grande de Europa (700 metros de diámetro). Un proyecto en el que trabajan más de 1.600 trabajadores en la actualidad, que lleva consumidos más de 300 millones de euros de inversión, y que puede llegar hasta los 490 antes de sacar un kilo de cobre. Se estima que a 150 metros de profundidad existen 17 millones de toneladas de cobre para extraer.La querella del fiscal se basa en la decisión adoptada el pasado 12 de mayo de 2008 por la CHG de suspender el sistema de drenaje y reinyección de agua de la mina, que está atravesada por un acuífero, el Niebla-Posadas, considerado una reserva estratégica de agua del área metropolitana de Sevilla. La CGH detectó que la mina no estaba cumpliendo con las medidas adoptadas para preservar el acuífero -se calcula que se perdieron 75.000 metros cúbicos- y que además había reinyectado en el mismo acuífero aguas contaminadas. El compromiso de la explotación era instalar un sistema a modo de by-pass que sacara el agua del acuífero antes de atravesar la corta de la mina, y lo reinyectara posteriormente, para preservar el caudal y la calidad de las aguas.

El expediente abierto como consecuencia de estos incumplimientos, supuso además la paralización de los trabajos mineros en el interior de la corta, y podría conllevar una multa cercana a los 600.000 euros, además de la reparación de los daños causados que el fiscal recoge también en su querella por valor de 322.381 euros.

Posteriormente a la decisión de la CHG y de la Dirección General de Minas de la Junta de paralizar la actividad minera en la corta y el sistema de protección del acuífero, ambas administraciones permitieron a la mina seguir extrayendo y reinyectando agua para impedir que las aguas del acuífero se contaminaran, por cuanto las aguas fluían naturalmente.

Cobre Las Cruces emitió ayer una escueta nota en la que reitera que el acuífero no ha sido contaminado y su voluntad de acometer medidas para que el sistema hídrico funcione.

En este sentido, fuentes de la CHG y de la Junta confirmaron ayer que el pasado 12 de septiembre Cobre Las Cruces remitió un nuevo plan para corregir íntegramente el protocolo de protección, prevención y seguridad del acuífero Niebla-Posadas. El comisario de aguas de la CHG, Javier Serrano, confirmó ayer este extremo, e indicó que los técnicos del organismo regulador de la cuenca y asesores externos a la Confederación Hidrográfica están verificando la viabilidad del nuevo plan para, en su caso, proceder a levantar la paralización de la actividad.

Serrano indicó que, sin entrar a valorar la querella, la CHG no tiene constancia de que se haya producido contaminación por arsénico por consumir agua del acuífero. En este sentido, indicó que el Niebla-Posadas es un acuífero muy grande, que se extiende desde Huelva a Córdoba pasando por Sevilla, en parte con agua potable y en zonas con aguas no potables por exceso de salinidad. Asimismo, indicó que sólo algunos pozos de Gerena y otros más alejados se nutren de estas aguas para consumo, y que, no tiene constancia de que se haya detectado contaminación en agua para consumo humano, por cuanto los análisis de la CHG, que sí detectaron contaminación, se realizaron en el entorno de la mina.

El consejero de Innovación, Francisco Vallejo, descartó adoptar medidas más drásticas contra la mina, a la vez que reiteró su petición a la compañía para que ofrezca una solución "lo antes posible para que poder continuar con la actividad".

Vallejo confirmó que los hechos en los que se basa la querella son los mismos por los que actuaron Junta y CHG, al tiempo que recordó que el proyecto "ha sido súperescrupuloso con respecto al medio ambiente, pero en su ejecución se han producido irregularidades".

Las claves de la querella contra Cobre Las Cruces

- El fiscal en su querella afirma que "ha resultado afectado por arsénico un acuífero del que se abastece la población".

- La querella establece que "han sido causados unos daños globales al dominio público de, al menos, 322.381,60 euros".

-"Los daños

- La Confederación Hidrográfica "no tiene constancia de que aguas para el consumo humano hayan sido contaminadas".

- La empresa minera insiste en que el acuífero no ha sido contaminado.

- El acuífero sólo abastece a varios pozos de Gerena, ya suministrada por Emasesa, y otras extracciones más alejadas.

- El acuífero Niebla-Posadas, que discurre entre las provincias de Huelva, Sevilla y Córdoba, posee zonas con aguas no potables por su alta salinidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de septiembre de 2008

Más información