La mortalidad infantil se reduce un 26% desde 2000

Aunque el problema sigue siendo grave, el esfuerzo de algunos países como Bolivia, Bangladesh, Nepal o Laos ha logrado disminuir en un 26% la mortalidad infantil en los últimos años. El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha difundido los últimos datos, que corresponden a 2007, según los cuales la tasa de mortalidad de niños en el mundo ha descendido a 68 muertes por cada 1.000 nacidos, frente a los 93 fallecimientos que se registraron en 2000.

A pesar de este dato esperanzador, el número de menores de cinco años que mueren anualmente en el mundo sigue siendo elevado: nueve millones. En 1990, murieron 12,7 millones. La principal causa de mortalidad es la malnutrición, relacionada con un tercio de los fallecimientos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS