Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La exportación de calzado cae un 16% y pierde 100 millones

El sector del calzado, concentrado en su práctica totalidad en la provincia de Alicante, exportó de enero a junio un 16,2% menos que en el mismo periodo del año anterior. Eso supone que los productores alicantinos vendieron calzado al exterior por valor de 511,2 millones de euros, cuando en la primera mitad de 2007 alcanzaban los 610 millones. La caída de junio, según datos del Instituto Comercio Exterior (Icex), alcanzó nada menos que el 35,7%. Es decir, exportaron por valor de 61,4 millones en vez de los 95,3 millones del mismo mes del año anterior.

La negativa evolución del calzado, una de las grandes industrias tradicionales de Alicante, ayuda a explicar por qué la provincia es la única de la comunidad autónoma que pierde fuelle en ventas al exterior. Mientras que Castellón exportó un 10,5% más durante el primer semestre (respecto al mismo periodo de 2007), y Valencia aumentó un 6,1%, Alicante retrocedió un 2,5%. Las de la Comunidad Valenciana se incrementaron un 5,5%, mientras en el conjunto de España lo hicieron un 6,4%.

Los datos de junio fueron todavía peores: Alicante vio caer sus ventas globales al exterior un 11,8%, y Valencia, un 10,4%. Solo Castellón (a pesar de que la exportación cerámica cayó un 12,1%) resistió la consolidación de la crisis con un modesto incremento en las ventas del 0,8%.

Más importaciones

Un vistazo a las importaciones permite detectar un problema adicional para la producción local de calzado: la compra en el extranjero de zapatos y componentes para su fabricación aumentó durante el primer semestre un 13,4%, lo que elevó la factura exterior en ese sector de 222 a 252 millones. En realidad, la balanza comercial valenciana empeoró en su conjunto entre enero y junio, con un aumento de las importaciones del 11,4% (frente al 8,1% de España), lo que redujo la tasa de cobertura al 65%. Las exportaciones valencianas representaron en ese periodo el 10,7% del total de las españolas. Por detrás de Cataluña (26,4%), Madrid (11%), y País Vasco (10,8%).

Una treintena de trabajadores de la empresa Tenería Lorpiel se concentró ayer, por otra parte, en Elche para denunciar que llevan sin cobrar desde mayo, cuando la firma suspendió pagos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de septiembre de 2008