Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores con experiencia podrán obtener un título de FP

Un examen permitirá certificar sus competencias profesionales

Las personas mayores de 21 años que no cuentan con una titulación, pero sí con un mínimo de tres años de experiencia laboral, podrán obtener un título oficial de Formación Profesional (FP) si superan un examen práctico que demuestre sus competencias profesionales, según informaron ayer fuentes del Ministerio de Educación.

Se estima que esta medida puede afectar a más de 12 millones de trabajadores -el 58% de la población activa, según datos de la OCDE- que actualmente carece de una acreditación que avale su cualificación profesional, lo que limita su movilidad laboral y sus posibilidades de acceder a un puesto mejor.

Doce millones de personas carecen de la acreditación que necesitan

Eso sí, por muchos años que las personas lleven trabajando en un sector específico, tan sólo obtendrán dicha titulación si prueban que gozan de los conocimientos, habilidades y aptitudes necesarios para desempeñar con garantías una función concreta, tal como se está haciendo en países como Francia y Alemania. Para lograrlo, los aspirantes tendrán que convencer a toda una comisión de evaluación, coordinada por las diferentes comunidades autónomas y formada por expertos del ámbito académico y laboral.

Las 142 títulaciones de FP están compuestas de varios módulos, que a su vez constan de diversas competencias particulares. "Se puede contar con experiencia como cocinero, por ejemplo, lo que implica que se sepa combinar diferentes platos, conocer a fondo la carta de vinos o elaborar determinadas salsas", opinó Eduardo Avello, director del centro de Estudios Tecnológicos y Sociales de la Universidad Francisco de Vitoria.

Al examinar múltiples facetas relacionadas con una misma profesión, la prueba también servirá para que los trabajadores constaten su grado de preparación global, "lo que es absolutamente imprescindible para que el proceso sea realmente riguroso, impidiendo que se otorguen títulos inmerecidamente", afirmó Avello.

Los trabajadores interesados, por otro lado, "dispondrán del asesoramiento necesario para saber qué competencias son susceptibles de acreditación y de qué manera deberán demostrarlas", añadieron fuentes públicas. En caso de ir superando los requisitos exigidos, los candidatos podrán obtener una "acreditación parcial y acumulable, que les permita completar su formación hasta obtener un certificado oficial de FP" que avale estar bien preparados.

Las empresas que impulsan los cursos de FP ya conocían esta medida y se muestran favorables a su implementación. "Este proceso de acreditación provocará que muchos trabajadores con experiencia pero sin título obtengan un reconocimiento oficial, que seguramente les motivará a seguir formándose para ocupar puestos de mayor cualificación, mejorando a medio plazo la competitividad de la economía española", sostuvo José Luis Fernández, director de estudios del instituto de formación en FP CEAC.

Este proyecto de reforma de la FP impulsado por el Gobierno está ahora sobre la mesa de los diferentes agentes sociales para que, tras ser debatido y concretado, pueda aprobarse antes de que finalice el año. Paralelamente, desde el ministerio también se ofrecerán incentivos para que los trabajadores puedan completar y ampliar su formación mediante cursos a distancia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de septiembre de 2008