La crisis política fuerza al primer ministro de Japón a dimitir

Yasuo Fukuda renuncia al cargo un año después de asumirlo

El primer ministro japonés, Yasuo Fukuda, anunció ayer por sorpresa su dimisión, al considerar que no está en condiciones de llevar a cabo las reformas prometidas a causa del bloqueo político que sufre Japón. "He decidido renunciar hoy al puesto de primer ministro.

Nos debemos preparar para afrontar una nueva sesión parlamentaria", declaró Fukuda en una inesperada conferencia de prensa. "Si queremos dar prioridad al sustento de la gente, no puede haber un vacío en la gestión a causa del regateo político".

La oposición ha bloqueado en el Senado la gestión del Gobierno

Más información

Fukuda, de 72 años, llegó al poder hace un año con un 60% de respaldo, pero en este tiempo ha visto desplomarse su popularidad por debajo del 30% debido en buena parte a la caída de la economía. Además, Fukuda ha tenido que hacer frente a los repetidos asaltos del Partido Demócrata de Japón (PDJ, centro), principal grupo de oposición que controla el Senado, y que le ha bloqueado varias iniciativas gubernamentales, como la ley de pensiones. Fukuda explicó que renunciaba a sus funciones para ayudar a la segunda potencia económica del mundo a salir de una situación de bloqueo político.

Ahora el gubernamental Partido Liberal Demócrata (PLD) debe organizar una votación para dotarse de un nuevo presidente que reemplace a Fukuda. El nuevo número uno del partido se convertirá en el próximo primer ministro de Japón, ya que el PLD es el partido mayoritario en el Congreso.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

El candidato mejor situado para reemplazar a Fukuda parece ser Taro Aso, de 67 años, ex ministro de Exteriores y actual secretario general del PLD, promovido a este puesto hace un mes y considerado como más belicoso por una opinión pública que reclama una personalidad fuerte.

Nada más conocerse la noticia de la dimisión, el PDK pidió por enésima vez a Fukuda que disuelva el Congreso y anticipe las elecciones a la Cámara Baja, previstas para septiembre de 2009. En el propio partido gubernamental, varias voces habían pedido a Fukuda que cediera su puesto ante la caída de su popularidad.

Sin embargo, el anuncio de su renuncia ha pillado por sorpresa al país: Fukuda acababa de realizar una remodelación en su Gabinete a principios de agosto antes de anunciar, el viernes pasado, una batería de medidas económicas de urgencia para aliviar a consumidores, agricultores y pequeños empresarios, desmoralizados por el alza de los precios de productos de primera necesidad, como la gasolina y los alimentos.

Fukuda había sucedido en septiembre de 2006 a Shinzo Abe, delfín de Junichiro Koizumi. Abe permaneció sólo un año en el poder, y renunció tras una serie de escándalos políticos y financieros.

El primer ministro Fukuda anuncia su dimisión en Tokio.
El primer ministro Fukuda anuncia su dimisión en Tokio.REUTERS

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 01 de septiembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50