La maternidad sólo supone el 4% de las horas de trabajo no realizadas

La mayor parte de las jornadas perdidas se debe a festivos y puentes

Las horas de trabajo no realizadas son la diferencia entre las previstas y las finalmente ejecutadas. Después de un curso marcado por la polémica entre empresarios y sindicatos sobre la gravedad o no de esta diferencia, el Departamento de Trabajo ha hecho el cálculo sobre el primer trimestre del año: cada catalán dejó de trabajar 47,1 horas en el primer trimestre del año -13,7 horas más que el primer trimestre del año pasado, un 52,9% más- debido sobre todo al número de días festivos y puentes no recuperables.

Los empresarios cifran en 2.677 millones el coste del absentismo
Cada empleado dejó de trabajar una media de 47,1 horas en tres meses

Los datos barren algunos tópicos: la mayor parte de horas de trabajo no realizadas, el 65%, se debe a los días de fiesta (30,9 horas) mientras que las bajas por maternidad sólo suponen la pérdida de dos horas por trabajador a lo largo del trimestre, el 4,2%. Y el absentismo injustificado, 0,4 horas, el 0,8% del total. Eso sí, la incapacidad temporal supone la pérdida de 11,3 horas de trabajo por empleado en el trimestre.

Para los empresarios, este conjunto de horas no trabajadas supone un problema. La patronal de la pequeña y mediana empresa, Pimec, lo cifró hace unos meses, en un informe, en un coste de 2.677 millones de euros en Cataluña y 12.000 millones en el conjunto de España. "El coste del absentismo, unas 80 horas al año, lo soportamos todos: las empresas, la sociedad y las administraciones", explicó Modest Guinjoan, director del departamento de Economía y Empresa de Pimec. Pero en el cómputo de horas recogidas en el estudio se incluyen las bajas por maternidad, y los sindicatos ponen el grito en el cielo. "Llaman absentismo a lo que no lo es, hay un problema de concepto. Si la baja por maternidad es absentismo, ¿qué es lo que deberían hacer las trabajadoras?", se pregunta Eva Granados, secretaria de Política Industrial de UGT de Cataluña. Para Granados, el problema de la competitividad "no está en el trabajo de los empleados".

Guinjoan considera que "el hecho de que las causas estén justificadas no quiere decir que no sea absentismo, a efectos prácticos, para el empresario, el problema es el mismo, y se debe reducir".

Tras matizar que no se trata de absentismo, los sindicatos señalan que hay "una cierta exageración sobre el problema, porque en todos los estudios de la Unión Europea queda reflejado que España es uno de los países con menos absentismo", en palabras de Simón Rosado, secretario de Acción Sindical de Comisiones Obreras. No obstante, el absentismo sí ha sido un problema en algunos momentos en grandes compañías industriales como Seat, admite, "pero ya está superada esta situación y se debió a problemas organizativos de las compañías".

Las estadísticas de Trabajo, de hecho, reflejan que la industria fue el sector con mayor número de horas no trabajadas en el trimestre (57, 6 horas), por encima de la construcción (43,9) y los servicios (44,3). También es mayor el absentismo entre los trabajadores a tiempo parcial (22,7 horas) frente a aquellos con jornada completa (52,3).

Han aumentado las horas perdidas por maternidad y días de fiesta, y apenas se han reducido por incapacidad temporal y no justificadas. Rosado cree que estas horas de trabajo no realizadas se deben en buena parte "a la falta de política de atención a las personas. Por ejemplo, hay muchos trabajadores que deben acompañar a sus familiares al médico o deben cuidar de otras personas porque no hay bastante atención a las personas dependientes, y eso no es un problema de la empresa, sino que es un problema social, de fondo".

Paradójicamente, el que quiere quedar al margen de esta polémica es el departamento de Trabajo. Fuentes de este departamento sólo remitieron ayer al acuerdo de competitividad firmado por la Generalitat, la patronal y los sindicatos, para recordar que la reducción de la incapacidad temporal de los trabajadores, es decir, las bajas, es uno de los objetivos.

Trabajadoras en un centro de la textil Mango.
Trabajadoras en un centro de la textil Mango.TEJEDERAS

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de agosto de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50