_
_
_
_
_

La entrada de turistas extranjeros cayó un 8% en el mes de julio

El retroceso, el mayor en 13 años, afecta sobre todo a Cataluña y Andalucía

Cristina Delgado

El sol ya no es suficiente para atraer a los extranjeros a España. Ni las playas parecen ser ya tan atractivas o la oferta cultural irresistible. En julio, mes en el que tradicionalmente la llegada de visitantes foráneos crecía año tras año, se registró esta vez una caída del 8%.

El mayor retroceso desde que se contabiliza la entrada en el país con la actual encuesta, en 1996. Suizos, franceses e italianos son los que más han abandonado los destinos españoles.

"Suenan tambores de crisis en el sector", advierte la asociación Exceltur
Más información
Datos de turismo publicados por Industria
El turismo se mantiene en Cataluña pero se gasta menos

Ni los de fuera ni los de dentro han solucionado el mes. "Los tambores de crisis han empezado a sonar", aseguró ayer a Efe José Luis Zoreda, presidente de Exceltur, el lobby que aglutina a las principales empresas del sector. El sector, que aporta al PIB cerca del 10% y hasta ahora se mantenía a resguardo de la crisis, teme que la situación empeore en agosto y septiembre.

Expertos y asociaciones ya avisaron de que el turismo interno estaba de capa caída y de que los veraneantes españoles habían recortado el gasto cerca del 30%. Esperaban que los extranjeros salvaran el verano, pero los datos de julio son un nuevo jarro de agua fría. 7,1 millones de turistas internacionales llegaron el pasado mes a alguna comunidad autónoma española, frente a los 7,7 del mismo mes el año anterior, según Frontur.

En un año, los precios han aumentado en España un 5,3%. Hoteles, cafés y restaurantes valen un 4,8% más. El coste del transporte ha aumentado un 10,6%. Lejos quedan los años en que ingleses o franceses veían multiplicado el valor de sus monedas.

El saldo total de llegadas entre enero y julio aún es positivo con respecto al pasado año. En los siete primeros meses de 2008 han cruzado las fronteras de España 50.000 turistas más que el primer semestre del 2007. Un 0,2% extra. Un crecimiento algo pobre, si lo comparamos con el 1,6% registrado en 2007 para el mismo periodo o el 5% de 2006.

Todas las autonomías sin excepción han recibido menos visitantes, pero es Cataluña, principal destino que acumula el 25,7% de llegadas, donde más mella ha hecho la peor temporada. Allí el descenso de visitas fue del 12,1%. Son los franceses principalmente quienes más han abandonado las visitas a esta comunidad. Si van a España, se deciden más por las Islas Baleares. Andalucía es la siguiente víctima, con un retroceso en julio del 11,1%.

Los números rojos de julio no son una sorpresa ni para el sector ni para el Gobierno. "No pueden ser muy buenos coherentemente con la situación económica de donde vienen los turistas", declaró ya Miguel Sebastián el lunes. Aseguró que si la tendencia seguía siendo negativa en agosto presentarán "un plan sobre turismo" en el último trimestre, algo imprescindible, según expresó ayer Exceltur.

Más de una cuarta parte de los extranjeros que invaden costas y capitales españolas en verano son británicos desde hace años. Sin embargo, el sector turístico ya advirtió en junio de que se resentía su llegada. Las cifras de momento se ajustan a sus previsiones. Se ha recortado un 3,1%, el mayor descenso en 12 años. Ese país sufre también una fuerte desaceleración económica y las consecuencias de la crisis hipotecaria. Ha bajado además la llegada desde casi todos los habituales nichos turísticos. Desde Alemania, segundo mercado, se han reducido un 5,7%. Desde Francia, tercero, un 21,6%.

El avión es el medio preferido para cruzar las fronteras españolas. Siete de cada diez extranjeros lo eligieron, un 1,2% más que en el mismo mes del año anterior. Las carreteras convencen cada vez menos y sólo fueron la vía de entrada para 1,8 millones de personas, casi una cuarta parte menos que hace un año. Aunque el hotel sigue siendo el principal modo de alojamiento para los extranjeros, crece el alquiler de apartamentos un 3,6%.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Cristina Delgado
Es subdirectora y se encarga de la edición digital de EL PAÍS. Antes fue redactora jefa de Economía, sección en la que se incorporó al periódico, en 2008. Licenciada en Periodismo y en Comunicación Audiovisual, ha realizado el máster UAM-ELPAIS y posgrados de información económica y gestión.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_