Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marbella disuelve las sociedades del GIL

No hubo ni una duda. Todos los concejales del Ayuntamiento de Marbella votaron ayer a favor de la disolución de las cinco sociedades municipales que el Grupo Independiente Liberal (GIL) creó para disponer del capital del consistorio marbellí sin control alguno. El inicio de este expediente permite abolir un entramado societario opaco que utilizba el dinero público sin ningún control y dar sepultura a los vestigios de un Ayuntamiento paralelo", dijo Félix Romero, portavoz del equipo de gobierno, del PP.

Sirviéndose de estas sociedades, los gobiernos del GIL engordaron la plantilla municipal con contrataciones indiscriminadas, la mayoría antes de las elecciones, pagaron obras y proyectos que nunca se realizaron o entregaron bienes municipales a empresarios. Las sociedades disueltas son Gerencia de Obras y Servicios Marbella, Gerencia de Compras y contratación Marbella S.L., Turismo Ayuntamiento Marbella 2000 S.L., Actividades Deportivas S.L. y Control de Servicios Locales S.L.

A pesar de la extinción, sus trabajadores continuarán vinculados al consistorio a través de una serie de organismos autónomos locales. El final de estas empresas municipales, que todavía deben someterse a un proceso de liquidación, llega más de dos años después del caso Malaya, que sacó del consistorio marbellí al último gobierno del GIL, presidido por Marisol Yagüe y por el que aún continúa en prisión preventiva el ex asesor de urbanismo Juan Antonio Roca, su máximo imputado.

A pesar del tiempo, el consistorio marbellí sigue encontrando desaguisados de gobiernos anteriores. Durante el pleno extraordinario de ayer, se acordó la cancelación de dos concesiones administrativas concedidas por el GIL sin control y de forma casi gratuita. Una de ellas era por la instalación y explotación de un servicio de cable-sky en el lago Las Medranas a la sociedad Aquaeski S.L. por 24.000 euros al año. "Le hemos regalado un lago a un particular durante 13 años, con sus tumbonas y su playa, prácticamente un resort, y ni siquiera pagaba", explicó el portavoz del equipo de gobierno, Félix Romero durante el pleno. También resolvieron la concesión de un local de 110 metros cuadrados para la creación y explotación de un gimnasio especializado en tratar dolores de espalda. Tampoco abonaba el alquiler.

El equipo de gobierno entregó a la oposición el pasado miércoles las cuentas de las sociedades en 2007. El escaso margen impidió que las cifras se debatieran en el pleno de ayer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de agosto de 2008