Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey y Chávez se reconciliarán hoy tras el "¿por qué no te callas?"

La reunión ha venido precedida de laboriosas gestiones para restañar heridas

Aún no se sabe si se darán un abrazo, como anunció el domingo Hugo Chávez en su programa ¡Aló, presidente!, o sólo un apretón de manos, pero todo está listo para que el mandatario venezolano y el Rey se reconcilien hoy en Mallorca, ocho meses después del famoso "¿por qué no te callas?" de Santiago de Chile. A la reunión en el palacio de Marivent, que está previsto que dure una hora, acudirán también los respectivos ministros de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos y Nicolás Maduro, y los embajadores en Madrid y Caracas. No está previsto que Chávez haga declaraciones en Mallorca, pero nadie puede garantizar que se quede callado cuando pose junto al Rey.

España quería cerrar el incidente antes de la cumbre de El Salvador

Es precisamente el carácter imprevisible del presidente venezolano el que mantiene en vilo a la diplomacia española, pese a que la cita es el resultado de un laborioso y paciente trabajo por restañar heridas. Zapatero se reunió con Chávez en la Cumbre entre América Latina y la Unión Europea (UE), en mayo pasado en Lima, y Moratinos le visitó en junio en Caracas. Fue entonces cuando se concertó el encuentro de hoy, al término de la gira que ha llevado a Chávez a Rusia, Bielorrusia y Portugal.

El Rey nunca ha pedido disculpas a Chávez por mandarle callar, como le exigió el caudillo bolivariano, ni éste se ha excusado por interrumpir continuamente a Zapatero. Más allá del uso que ambas partes han hecho del incidente para consumo interno, fuentes diplomáticas reconocen que fue un hecho desafortunado, que no se hubiera producido si la chilena Michelle Bachelet, que presidía la reunión, hubiese intervenido a tiempo.

Aunque el Rey y Chávez no se han visto desde entonces, han intercambiado mensajes conciliadores a través de intermediarios. El Gobierno español tenía interés en que el reencuentro se produjera antes de que los dos jefes de Estado coincidan en la próxima Cumbre Iberoamericana, en octubre en El Salvador.

Si la reconciliación personal se producirá en Mallorca, la institucional tendrá lugar en La Moncloa, donde Chávez se entrevistará con Zapatero y mantendrá un almuerzo de trabajo al que asistirá también el ministro de Industria, Miguel Sebastián.

Mariano Rajoy, líder del PP, pidió ayer a Chávez que tenga "el máximo respeto institucional" por España y por la democracia, en alusión al empleo de vías espurias por el Gobierno venezolano para inhabilitar a candidatos en las próximas elecciones regionales, informa Sergio López.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de julio de 2008