Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Una Patagonia sin represas

La Patagonia chilena es una región única a nivel mundial. Posee condiciones de alto valor ambiental y ecológico y contiene la segunda reserva de agua dulce del planeta, además posee valores culturales y tradicionales propios y tiene la capacidad de desarrollar actividades sustentables con el medio ambiente. Estas peculiaridades han hecho que una parte de ella sea propuesta como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Por lo tanto, desde toda perspectiva es una región que no puede ser destruida.

Sobre esta región, Endesa ha diseñado el Proyecto HidroAysén que pretende construir cinco megarrepresas y una línea de transmisión eléctrica de más de 2.200 kilómetros desde este lugar hasta la zona norte centro de Chile. Dicha línea atravesaría ocho regiones de Chile y afectaría cientos de comunidades y 12 áreas silvestres protegidas. Por otro lado, las obras necesarias para implementar las represas requerirían de la construcción de nuevas infraestructuras de gran impacto, tales como un puerto y un aeropuerto, lo que afectaría fuertemente la densidad de la población e infraestructura básica para los más de 4.000 trabajadores necesarios para desarrollar el proyecto en su fase de construcción.

Llevar a cabo este proyecto, sería el comienzo de la destrucción planificada de la Patagonia, contradiciendo totalmente el interés de la población patagónica que promueve el desarrollo de la región como Aysén Reserva de Vida.

Endesa tiene capacidad para realizar un plan energético que se base en energías renovables no convencionales (eólica, solar, geotérmica) que son de gran abundancia en Chile. Para ser coherentes con la publicidad de la empresa cuyo lema es "Pensando en los hijos de tus hijos", considero que Endesa debe impulsar políticas sostenibles, y no contemplar la destrucción de una región, que nos afectaría a todo el mundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de julio de 2008