Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

11 denuncias diarias por malos tratos

Crece un 50% el número de órdenes de protección solicitadas por las víctimas

La lacra de la violencia doméstica sigue imparable. La policía registra en Euskadi una media de 11 denuncias diarias por malos tratos y cinco solicitudes de protección por parte de las víctimas. Se trata de un fenómeno para el que no se ve un final.

Desde junio de 2005, cuando se pusieron en marcha los juzgados de violencia de género en la comunidad autónoma, las denuncias han crecido un 10% y las peticiones de órdenes de protección casi un 50%. En estos tres años, los juzgados han registrado cerca de 12.000 denuncias. Una cifra que mantiene en jaque a las autoridades.

El consejero de Empleo, Justicia y Seguridad Social, Joseba Azkarraga, presentó ayer estos datos y aprovechó para anunciar una batería de medidas para atajar este tipo de violencia. La primera ha sido inaugurar el Juzgado de Violencia de Género de Barakaldo (después de tres años de peticiones al Ministerio de Justicia), que comenzó a operar el lunes y se une a las otras cuatro unidades especializadas que operan desde 2005 en Bilbao (dos), Vitoria y San Sebastián. En apenas día y medio de funcionamiento, el juzgado de Barakaldo, donde se han invertido 518.000 euros, recibió cinco denuncias.

Entre las principales novedades anunciadas figura la puesta en marcha a partir del otoño de un centro de coordinación único de las órdenes de protección, que contribuirá a mejorar la protección que se otorga a las víctimas. Además, se dedicará una atención especial a las mujeres extranjeras que sufren malos tratos. Alrededor del 25% de las víctimas de la violencia machista son inmigrantes y en torno al 34% de los denunciados son extranjeros. Unos porcentajes excesivos, teniendo en cuenta que el peso de los inmigrantes en Euskadi apenas ronda el 5% del total de la población. Se reforzarán los servicios de traducción, se elaborarán folletos en varios idiomas informando sobre los derechos que asisten a las víctimas y se integrará un módulo sobre atención a víctimas extranjeras en la formación de los letrados de turno especializado.

Azkarraga llamó la atención sobre otro aspecto que constituye un auténtico quebradero de cabeza para los jueces: las denuncias retiradas por las mujeres agredidas. A pesar de las campañas de sensibilización que se suceden, el número de víctimas que renunciaron a sostener la acusación contra el agresor aumentó en el País Vasco durante el año pasado, lo que rompe la tendencia decreciente que se había iniciado con la puesta en marcha de los juzgados de violencia de género en el verano de 2006. Las estadísticas señalan que el 10% de las mujeres que dieron el paso de acusar a sus parejas o ex parejas en la comunidad auntónoma acabaron echándose atrás. En términos absolutos, las víctimas que desistieron fueron 404.

Aprovechando que se cumple el tercer aniversario de los juzgados de violencia de género, el Gobierno ha elaborado dos estudios sobre este problema. Por un lado, se ha sondeado la opinión de las víctimas acerca de la respuesta institucional que obtienen. Y en este informe se destaca la necesidad de disponer de recursos especiales para las mujeres extranjeras y de facilitar a las víctimas la búsqueda de trabajo y vivienda.

El otro estudio se refiere a la opinión de los expertos jurídicos acerca de la Ley de Medidas de Protección Integral. Abundan en que el origen de la violencia de género se encuentra en la desigualdad de hombres y mujeres; consideran básico el apoyo psicológico a la víctima; valoran la especialización de los juzgados de violencia y abogan porque dispongan de espacios diferenciados para víctimas y agresores cuando están esperando su turno para testificar. En su opinión, la vía penal debe ser la última solución, sólo para los casos de malos tratos.

Actividad

- Más denuncias. Las denuncias por malos tratos crecieron en el periodo 2007-2008 un 10% con relación a 2005-2006, pasando de 3.761 a 4.127. Las órdenes de protección también aumentaron un 50%, de 1.322 a 1.954.

- Sentencias. Dos de cada tres casos acaban en sentencia condenatoria. Cuando hay absolución, se produce por falta de pruebas (90%) o porque se considera que no hay delito (10%). Una de cada diez mujeres que presenta denuncia la retira.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de julio de 2008

Más información