Compromiso con las ONG y el Amazonas

Dos ONG -Setem y Justicia y Paz- y un representante de los pueblos indígenas de la Amazonia protagonizaron la junta del Santander de ayer y permitieron que Emilio Botín se comprometiese a apoyar su causa, o al menos a estudiarla en profundidad. "Señores ecologistas, se acogen sus palabras con mucho interés, nuestro equipo en Brasil se reunirá en breve con ustedes, me ocupo personalmente de ello", enfatizó Botín cuando le tocó responder a las preguntas. "En la junta del año que viene daremos cumplida cuenta de lo que estamos haciendo, es un tema muy importante. Tenemos una calificación muy alta de sostenibilidad en medio ambiente y la mantendremos", continuó en un claro tono constructivo y de condescendencia con los miembros de las ONG que no tuvo con los del grupo de Rafael Pérez Escolar, que pese al fallecimiento de éste volvieron a la carga.

'Señores ecologistas'

Los "señores ecologistas" tuvieron cuatro turnos de palabra. Tres de ellos se refirieron al complejo hidroeléctrico Río Madeira que proyecta construir cuatro presas. El complejo, apoyado por Lula, alcanza la cifra de unos 9.000 millones y el Santander participa con el 20% de la financiación. En discursos bien armados, solicitaron al consejo que interviniera para evitar situaciones catastróficas. Botín entró al trapo con gallardía y dejó satisfechos a los tres intervinientes. No así a la representante de Justicia y Paz, que protestó por la participación del banco en el grupo Maxam, que fabrica bombas y explosivos.

El banco colocó las intervenciones de las ONG mezcladas con las cuatro de los miembros del grupo de Pérez Escolar. Botín supo distinguir las reivindicaciones de los primeros de las ya habituales de los otros. Por eso respondió él personalmente a unos y dejó que lo hiciera el secretario del consejo, Ignacio Benjumea, a éstos.

Botín, en cualquier caso, tuvo que escuchar críticas sobre la inversión en el Sovereingh, que no acaba de dar frutos, del fichaje de Rodrigo Rato y, ¿cómo no?, sobre el tradicional regalo. Sobre ello hubo quien reclamó los tradicionales "bombones que daba su padre". Sobre Rato, ausente de la junta, contestó Benjumea ("no existe incompatibilidad de que sea asesor nuestro y consejero de Criteria"). Del Sovereign dijo es una inversión a medio y largo plazo, y desveló que él mismo escoge los regalos. Este año, un chubasquero, por supuesto, rojo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 21 de junio de 2008.

Lo más visto en...

Top 50