EE UU, acusado de tener presos islamistas en barcos prisión

La ONG británica Reprieve afirma que EE UU mantiene en actividad una flota de barcos prisión utilizados para interrogar a sujetos detenidos en el marco de su campaña antiterrorista. Reprieve cree que hasta 17 buques de la Marina estadounidense podrían haber ejercido estas funciones desde 2001, fundando su denuncia sobre testimonios de prisioneros y otras fuentes, incluidos altos cargos militares y del Gobierno.

La información, anticipada ayer por el diario británico The Guardian, es el fruto de un trabajo de investigación "todavía en desarrollo", según precisa en conversación telefónica desde Londres Clara Gutteridge, una de las investigadoras de Reprieve que participan en el proyecto. Gutteridge no quiso añadir detalles a los facilitados a la prensa a través de un comunicado. El estudio completo será publicado en los próximos meses.

Clive Stafford Smith, director de Reprieve, organización especializada en investigación y defensa legal de derechos humanos, afirmó que "la Administración estadounidense elige barcos para intentar mantener su mala conducta lo más lejos posible de los ojos de la prensa y de los abogados". Sin embargo, un portavoz del Departamento de Defensa calificó el informe de inexacto y erróneo.

Entre los prisioneros que según Reprieve han pasado por los barcos prisión figuran Ibn al Libi, supuesto miembro de la cúpula de Al Qaeda, y John Walker Lindh, el ciudadano estadounidense detenido en Afganistán y acusado de luchar con los talibanes.

Reprieve cita el testimonio de un preso de Guantánamo, según el cual su vecino de celda había sido encarcelado anteriormente en un barco con otras 50 personas. Allí, los presos eran golpeados con mayor violencia que en el centro de detención de la isla cubana, según el testimonio indirecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de junio de 2008.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete