Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis económica

El desplome en la venta de pisos y en hipotecas agrava la debacle del sector

Zonas como Navarra, Baleares y Cataluña sufren una caída superior al 50%

Como los lunes para Rajoy, los últimos días de cada mes se están convirtiendo en una pesadilla para el sector inmobiliario. Es entonces cuando el Instituto Nacional de Estadística (INE) publica desde hace tres meses sus datos sobre compraventa de viviendas. Y si la caída de enero y febrero, que rondaba el 25%, ya parecía difícil de empeorar, la de marzo es directamente catastrófica: en ese mes se compraron sólo 46.000 pisos, un 39% menos que en marzo de 2007. Las comunidades más afectadas por la crisis son Navarra, Melilla, Baleares y Cataluña, todas con descensos de más del 50%.

Pero no es sólo esto. El número de hipotecas para vivienda, que evolucionan de forma paralela a las ventas, también sufrió un desplome del 40% en marzo, quedándose en 70.387. Es, de largo, la mayor reducción de la que tiene constancia el INE, que elabora esta estadística desde 1995.

El Euríbor cerrará mayo casi al 5% y las hipotecas subirán 636 euros al año

El 'stock' de viviendas sin vender rondará el millón a fines de año, dice un estudio

A pesar de lo negativo de estas cifras, los expertos dicen que no les sorprenden, que el sector sólo se recuperará cuando los posibles compradores tengan la evidencia de que los precios ya han bajado con fuerza.

El primer trimestre de 2008 fue el primero de la década en la que los precios crecieron menos que la inflación, ya que la tasa se quedó en el 4%. Pero no parece suficiente. "La situación sólo volverá a la normalidad cuando la gente vea en las estadísticas oficiales caídas del 15% o del 20%", opina José García Montalvo, catedrático de la Pompeu Fabra.

Entre los datos que presenta el INE, hay uno que induce a pensar que los días en los que las viviendas pierdan valor no están lejos. Porque el importe de la hipoteca media, que ahora está en 141.000 euros, ya lleva tres meses disminuyendo. En marzo cayó casi un 4%. "Y la cantidad que concede el banco para comprar un piso está muy ligado al precio de tasación", explica García Montalvo.

Como ya es habitual, la crisis sacudió en marzo más fuerte al mercado de las casas usadas, con una caída del 46%, que a la primera mano, que cede tan sólo un 27%. Estos dos segmentos se reparten casi a partes iguales las 46.074 operaciones del pasado marzo.

¿Cuánto tiempo habrá que esperar para ver cómo se recupera el ladrillo? Santiago Carbó, decano de Económicas en la Universidad de Granada, vaticina que por lo menos hasta mediados de 2009. García Montalvo es todavía más pesimista. Porque sostiene que cuando las cifras del Ministerio de Vivienda constaten caídas de precios, los hipotéticos compradores tendrán más motivos para esperar, hasta que el ajuste sea más violento.

En medio de las malas noticias inmobiliarias, las novedades del sector financiero tampoco ayudan. Porque ayer, por séptimo día consecutivo, volvió a subir el Euríbor. El índice que sirve de referencia para las hipotecas cerrará el mes en torno al 4,99%, cifra que no alcanzaba desde diciembre de 2000, con lo que se aproxima peligrosamente al máximo de los diez años de historia del Euríbor. Así, la cuota media que pagan los hipotecados aumentará el próximo mes unos 636 euros anuales.

Además, el stock de pisos sin vender, que ahora es de unos 650.000, alcanzará a finales de este año el millón de viviendas, según un estudio de la Universidad de Barcelona, informa Lluís Pellicer. El director del informe, Gonzalo Bernardos, explicó que la mayoría están en la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha, además de las segundas residencias de Andalucía y la Comunidad Valenciana. Y otro informe de Merrill Lynch asegura que la vivienda en España ha pasado "de la fiesta a la siesta". El banco estadounidense pronostica una caída de los precios de hasta un 5% en los próximos 18 meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de mayo de 2008