Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los registradores avisan también de la crisis en la venta de viviendas

Según el Colegio de Registradores la compraventa de casa cayó el 29,1% en el primer trimestre.- La mayor caída es produce en los inmuebles de segunda mano

La compraventa de vivienda registrada en el primer trimestre ha disminuido el 29,1% hasta 164.632 transacciones, frente a las 232.358 operaciones de igual periodo de 2007, según una estadística del Colegio de Registradores de España.

El mayor descenso, del 38,6%, se ha producido en el caso de los inmuebles de segunda mano, con un total de 82.835 operaciones registradas frente a las 134.921 de un año antes. La caída ha sido más suave en el caso de la vivienda nueva, del 16%, al pasar de 97.437 a 81.797 transacciones.

Las comunidades con un mayor volumen de compraventa de vivienda durante el primer trimestre han sido Andalucía (35.603 operaciones), Comunidad Valenciana (22.225), Cataluña (20.483) y Madrid (17.723). Por encima de la media nacional, las transacciones de vivienda bajaron en Baleares (46,5%), Navarra (44,9%), Cataluña (43,7%), País Vasco (36,1%), Valencia (31,2%), Cantabria (30,3%) y Madrid (29,2%). Por su parte, por debajo de la media nacional se situaron Aragón (27,9%), Canarias (27%), Andalucía (24,6%), Asturias (24%) Castilla y León (23%), Murcia (20,7%), Galicia (16,2%), Castilla-La Mancha (12,2%), Extremadura (9,8%) y La Rioja (3,2%).

Los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) coinciden con lo apuntado por el Colegio de Registradores. Según el INE, la compraventa de vivienda cayó en marzo un 39%, aumentando el descenso de enero y febrero, que rondaba el 25%.

Vivienda nueva o segunda mano

Cada vez son más las comunidades en las que la compraventa de vivienda nueva es mayor a la de usada (ocho en el primer trimestre de este año frente a las tres de un año antes), lo que según el Colegio de Registradores "ratifica la mayor resistencia de la vivienda nueva, con menores consecuencias negativas en las variables macroeconómicas".

Según este organismo, el peso relativo de la vivienda usada se ha visto reducido durante los últimos trimestres con respecto a la nueva como consecuencia de la mayor ralentización del mercado inmobiliario de segunda mano, lo que rompe la tendencia normal de los ciclos alcistas.