España se aleja más de Kioto tras aumentar las emisiones un 1,8%

CC OO denuncia que el Gobierno incumple su plan contra el cambio climático

Las emisiones de efecto invernadero en España siguen subiendo. En 2007 aumentaron un 1,8% respecto al año anterior, lo que supone una subida de 2,8 puntos respecto al año de referencia, 1990. Con este aumento, España emite actualmente un 52% más que en 1990, pese a que el protocolo de Kioto sólo le permitía subir las emisiones un 15%. El dato lo presentó ayer en su informe anual Comisiones Obreras y el director de Worldwatch en España, José Santamarta. Está elaborado con cifras oficiales y se adelanta a la información del Ministerio de Medio Ambiente, que replicó en un comunicado que las cifras no son las oficiales.

Más información

En 2006 las emisiones bajaron por primera vez de forma significativa en España. Que el año anterior fuera pésimo en lluvia y en funcionamiento de las nucleares ayudó. Pero también que el verano y el invierno fueron muy suaves. Las emisiones bajaron un 1,7% y el Gobierno se mostró exultante.

Pero lo que podía ser el inicio de una tendencia se ha convertido en anomalía. "Las emisiones siguieron subiendo en 2007 entre otras cosas porque el precio de la tonelada de carbón estaba tan bajo que era muy barato seguir contaminando", explica Santamarta, que fue hasta las elecciones asesor de la ex ministra de Medio Ambiente Cristina Narbona.

Si el consumo de energía primaria subió un 1,8% el año pasado, el de carbón subió un 8,8%. El gas natural un 4,3% y el petróleo sólo un 0,7%, ya que su alto precio ralentiza la demanda.

El "desbordamiento" de las cifras va a costar a España entre 3.500 y 4.000 millones de euros, según Fernando Rodrigo, coordinador del área de Medio Ambiente de CC OO. Ése es el dinero necesario para comprar derechos de emisión de dióxido de carbono. Éste es el principal gas de efecto invernadero: se acumula en la atmósfera, frena parte del calor que emite la Tierra y calienta el planeta. Rodrigo señaló que las cifras ponen de relieve "el fracaso" del Gobierno en la lucha contra el cambio climático, oficialmente una de las prioridades del Ejecutivo.

En 2006, el Ministerio de Medio Ambiente presentó un plan para cumplir Kioto. Consistía en emitir en el periodo 2008-2012 un 37% más que en 1990. Eso implica rebajar las emisiones casi 20 puntos en cinco años. Santamarta sostiene que no se va a cumplir: "En 2008 las emisiones van un poco mejor pero es debido a la crisis del sector de la construcción [el cemento y la construcción necesitan mucha energía] y al alto precio del petróleo, que reduce su consumo. Pero esto no es suficiente". España es el país industrializado que más se aleja del Protocolo de Kioto.

El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino respondió al informe con un comunicado en el que destaca que las cifras no son oficiales y que "las emisiones de gases de efecto invernadero y el consumo de energía primaria crecieron por debajo del Producto Interior Bruto, lo que permite hablar de una economía más eficiente y una mejora de la productividad".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción